Cuando una figura misteriosa comienza a explotar su pasado, es posible que la Viuda tenga que volver a Black y salir de la red. ¿En quién puede confiar en esta red de engaños? Y lo que es más importante, ¿pueden sus amigos confiar en ella?

Publicado en marzo del 2020 para coincidir con la salida original de la película, La Red de Black Widow llegó de la mano de Jody Houser (Mother Panic) y Stephen Mooney (Grayson Futures End). La historia nos muestra a una Natasha regresando de la muerte (Imperio Secreto), ahora en un nuevo cuerpo clonado (no pregunten), con una nueva misión que no va a permitir que nadie se interponga o la detenga.

Jody Houser presenta un agradable recurso narrativo en la historia. En cada número Nat se enfrentará a un aliado de su pasado, pasando por Tony Stark, Bucky Barnns, Yelena Belova y Hawkeye. La Red está muy atada a la continuidad de Marvel, principalmente en el aspecto de la muerte de Natasha. Que a pesar de que mencionan su muerte, no lo recuerdan cómo ni cuándo, utilizando este punto de partida para la historia que nos cuentan. Romanoff regresando de los muertos, buscando liberarse de los demonios de su pasado pero que al estar en un nuevo cuerpo se cuestiona la capacidad del mismo y si sus recuerdos están intactos. Lamentablemente todo esto es presentado en un aspecto superficial y nada es verdaderamente integral a la historia o un conflicto notorio para la protagonista.

El arte de Stephen no es nada espectacular. El estilo y ritmo funcionan reforzando el tono de espionaje de la historia. Las escenas de acción se sienten rígidas y los rasgos faciales de algunos personajes son inconsistentes. Hay momentos en el que confecciona unas escenas de acción copadas y composiciones de páginas interesantes, pero son muy pocas. Lo más interesante es su presentación de los flashbacks de Black Widow en el Cuarto Rojo usando principalmente blancos para crear un entorno enigmático, haciéndote dudar si se debe a los problemas de memoria de Nat o si verdaderamente el Cuarto es así.

LEER  Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos: Fase 4 en pleno desarrollo y expansión

Para concluir el final es de lo más cliché y previsible posible, la motivación del villano es inexistente. Por suerte Jody Houser realiza un guión dinámico y fluido que lo vuelve una lectura rápida. Si no estás muy familiarizado con el personaje no es necesariamente éste el mejor punto donde arrancar, pero si ya la conocés y leíste cosas de ella previamente, ésta miniserie es una leída entretenida.