Aislamiento. Si, todos nos hemos relacionado demasiado ya con el significado de esa palabra. Todo promovido claro por el fatídico covid-19 y de sus ganas de jodernos la vida cuanto pueda. Claramente esta situación no le fue ajena al ambiente del entretenimiento y uno de los que le supo “sacar provecho” fue el famoso comediante de stand-up, músico, director y actor Bo Burnham quien, junto con la colaboración de Netflix, en su propio periodo de aislamiento decidió realizar un especial de comedia el sólo y sin la intervención de nadie, filmando, editando, escribiendo y actuando en su propio hogar con la menor cantidad de implementos necesarios. 

Así nació Inside, un especial diferente y ácido en donde Bo no sólo se burla de manera muy particular de los momentos que todo el mundo pasó en cuarentena y los cambios de ánimo que esta situación trae en consecuencia, sino que también funciona de gran manera para mostrarle a la gente que esas facetas que uno pudo haber sentido cómo extrañas, son totalmente normales. Por supuesto que todo esto está narrado mediante canciones y todas y cada una de ellas es un hit instantáneo en donde se ve plasmado el talento que Burnham tiene a la hora de ser músico y de transmitir un mensaje. En casi hora y media, Bo logra hacer un viaje introspectivo a tal punto que es imposible no sentirse identificado con al menos uno de los tópicos que trata. Sexting, “el que dirán”, el cómo hacer comedia, la depresión y el suicidio, son algunos de los temas más con los que el multifacético y talentoso comediante juega y crea consciencia, siempre abordándolo con seriedad y nunca burlándose del que pueda llegar a padecer de alguna situación, sino que al contrario, se pone de su lado. 

LEER  Army of the Dead: Viva Las Vegas!

Por supuesto que más allá de lo que el especial cuenta están las formas y esas pueden ser las que sorprendan al público ya que la calidad con la que está filmado, editado y montado no hacen otra cosa que posicionar este material como una de las joyas audiovisuales del año. Y sin exagerar; porque más allá de que todo lo que se muestra “se ve lindo”, todo tiene un propósito y un sentido. Es imposible no engancharse al contenido que se nos muestra y es obsesiva la necesidad de ver más. El mismo actor es quien filma, quién ubica las cámaras y los micrófonos, quién juega con las luces y con las posibilidades de un guion escrito por el mismo. No tiene un solo aspecto reprochable. 

Conocer el material de Bo Burnham es un camino de ida del cual no hay retorno alguno. Él, también fue director de la aclamada coming of age Eighth Grade (2018), altamente recomendable, y también tiene un par de especiales más en donde se puede ver todo su talento como standupero llamados Make Happy (2016), que puede verse también en la N roja, y What (2013). Pero sin dudas que Inside marca a fuego a todo el que lo vea porque en uno o más aspectos el espectador va poder verse reflejado.

Inside de Bo Burnham llegó, entre otras cosas, para demostrarle al público que la comedia no está muerta. Que el humor puede renovarse y no siempre “atacar” los mismo sectores y de que siempre es un buen momento para reír, sobre todo en el contexto en el que estamos. El humor de Bo Burnham es el presente y tiene todo lo necesario para ser el del futuro por muchos años más.

LEER  Army of the Dead: Viva Las Vegas!