Con la compra de Lucasfilm por parte de Disney, The Clone Wars fue una de las primeras bajas de la adquisición. La misma siendo cancelada con sus capítulos en producción detenidos, los terminados estrenándose como Lost Missions vía Netfilx y muchos arcos encontrando nueva vida en forma de cómics y novelas. Pero todo cambió hace dos años con el anuncio de tres arcos de cuatro capítulos que traerían la guerra a su planeado final.

THE BAD BATCH

Cuando los Separatistas toman ventaja en el campo de batalla, aparentemente prediciendo las tácticas de los clones, un grupo especial de comandos tendrán que ir a las lineas enemigas y descifrar el enigma. Este grupo esta conformado por clones con fallas genéticas favorables para la batalla, los Bad Batch.

Toda la historia se centra en los clones Rex lidiando con las perdidas que la guerra le dio, entre ellas su compañero Eco, y ajustándose al caos que son el Bad Batch. Esta tanda tiene un par de pequeños momentos entre Rex y Anakin, con Rex ayudándolo en su relación secreta con Padme. A su vez estos capítulos confirman que Obi Wan sabia de la relación secreta de Anakin y estaba dispuesto a ayudarlo, pero los miedos de Anakin no le permitían aceptar lo marcando la distancia entre el maestro y su aprendiz. Bad Batch trae 4 capítulos de pura adrenalina y sus secuencias de acción son una locura.

AHSOKA

Después de haber abandonado la orden, Ahsoka se encuentra vagando sin rumbo por Coruscant. En su camino se cruza con unas hermanas que viven en las partes bajas del planeta tratando de sobrevivir en el mundo criminal. Entre sus operaciones hacen un mal trato con los Pikes poniendo en peligro todas sus vidas.

La dinámica entre las hermanas y Ahsoka es genérica. Una siendo osada, la otra ingenua y Ahsoka en el medio tratando de buscar la paz entre ellas. Lo más simpático se presenta en la dinámica es el hecho de que las hermanas no saben que Ahsoka es una ex-Jedi y que ellas no aprueban de los mismos, sintiendo que los Jedis dicen que hacen bien pero no ponen en practica sus actos. Esto suma a las interacciones, pero… es una arco previsible. Es el más lento de la temporada, sirviendo más como un acto transitorio y construcción al final, trayendo a Bo-Katan y Maul a la historia.

EL ASEDIO DE MANDALORE

Bo-Katan necesita la ayuda de Ahsoka y la república para liberar a su gente de Maul. Todo comienza cuando el logo original de Lucasfilm aparece en pantalla después de eso el arco final de The Clone Wars es GIGANTE, cinematográfico, completo y con mas de lo que uno podía anticipar. Ver a Ahsoka reuniéndose con Anakin y Obi-Wan, ahora teniendo una nueva perspectiva de la orden la hace cuestionar muchas de sus acciones, su rol en la guerra y sus acciones en la misa. La narrativa de los mismos capítulos están repletos de los clásicos “ecos” de la saga con referencias a la peli de The Clone Wars, The Last Jedi, Rogue One, Revenge of the Sith y más. A su vez estos mismos brindan mucha perspectiva nueva a pequeños eventos de Episodio III. ¿Cómo? La frustración del consejo Jedi ante la muerte de Dooku, incapaces de poder interrogarlo y obtener información sobre su maestro. El rescate de Anakin y Obi-Wan al Palpatine siendo una movida política por parte del consejo mas que un acto noble. A todo esto también esta el “plan” de Maul, tomando control de Mandalore para atraer a Anakin, asesinarlo y frustrar a su antiguo maestro.  La acción es impresionante desde el descenso a la ciudadela hasta el duelo entre Ahsoka y Maul, utilizando a mo-cap de Ray Park para maximizar el nivel de la misma creando uno de los mejores duelos de la serie. Con pequeños guiños a Rouge One, Solo y Rebels. Todo acompañado por la magnifica música de Kevin Kiner, trayendo un final que te deja sin palabras que le hagan justicia para describirlo, recordándonos lo especial que fue la serie y que cuando se habla de Star Wars a futuro Dave Filoni NECESITA estar involucrado.

Las guerras colones han terminado y se van a extrañar.