En el año 2019 todo parecía marchar más que bien para este proyecto. El guion estaba terminado, Todd encontró una productora dispuesta a realizarlo en Blumhouse, Jamie Foxx y Jeremy Renner fueron confirmados para el cast, solo faltaban unos inversionistas más en sumarse a este proyecto, y con los éxitos de pelis para adulto de comics eso parecería algo fácil.

Por mucho tiempo no se escuchó nada más, McFarlane comentó en varias ocasiones que solo se necesitaba unos inversionistas más para comenzar la producción, porque hoy por hoy un estudio solo no puede con una película. Pero recientemente la misma encontró un problema aún más grande: Jamie Foxx (quien interpretaría al icónico personaje) abandonó la producción.

Aprovechando el reciente lanzamiento de Spawn para Mortal Kombat 11, Todd McFarlane comentó en una entrevista:

La semana pasada recibí algunas noticias desalentadoras, teníamos un actor ganador del Oscar que iba a hacer la película con nosotros, pero se cayó. Teníamos gente dispuesta a financiar la misma siempre que tuviéramos a este tipo en ella, pero los horarios eran conflictivos y las cosas tenían que cambiar. Así de cerca estamos para que esto despegue.

La película no parecer estar 100% muerta, pero con la perdida de Foxx el proyecto va a pasar mas tiempo en el “infierno de desarrollo”.