Si bien la enfermedad cada vez pierde más espacio en los medios por su poco alcance global, China sigue en crisis bajo los efectos del virus. Esto está ocasionando que el país oriental cierre fábricas y cese las actividades de la mayoría de los trabajos.

Según Jefferies Group, las consolas de la nueva generación se verían afectadas por la medida si es que las fábricas se encontraran cerradas por lo menos durante un mes o más, provocando nuevos retrasos en los juegos o en las mismas consolas.

Por lo pronto, Nintendo se solidarizó con las víctimas pero confirmó que no esperan atrasar ningún accesorio ni plan confirmado. Sin embargo, The Outer Worlds, el premiado juego del año pasado que iba a llegar a Switch el 6 de Marzo ya anunció un retraso por este tema.