El 30 de abril de este año llega a la pantalla grande todo lo que quisimos saber de la única vengadora mujer y sus misteriosas vidas pasadas. Dirigida por Cate Shortland (Berlin Syndrome, Somersault), producida y protagonizada por Scarlett Johansson (Avengers: Endgame) como Natasha Romanoff , Florence Pugh (Midsommar, Little Women) como Yelena Belova, Rachel Weisz (The Favourite, Constantine) como Melina Vostokoff y David Harbour (Stranger Things, Hellboy) como Red Guardian, la película nos mostrará qué fue de la Viuda Negra en los dos años transcurridos entre Captain America: Civil War y Avengers: Infinity War.

El anuncio de este proyecto durante la Comic Con de San Diego de 2019 dejó a los fans del UCM con muchas expectativas e intriga, porque, a decir verdad, tenemos muy poco contexto con respecto a la vida de Natasha fuera de los Vengadores. Pese a ser uno de los personajes más importantes y (spoiler alert) con una de las muertes más controversiales dentro de la saga, sólo sabemos que es una antigua asesina de la KGB a la que Clint Barton (Hawkeye) reclutó para trabajar en S.H.I.E.L.D., una organización extra gubernamental dirigida por Nick Fury (Samuel L. Jackson). Nos presentaron a la Viuda Negra allá por el 2010, en la segunda entrega de Iron Man, cuando fue asignada para controlar y eventualmente asistir a Tony Stark, y luego, Loki declaró la guerra contra la Tierra. Natasha se unió a los Vengadores para defender al planeta y sus habitantes de amenazas exteriores.

Sus apariciones más contribuyentes y significativas fueron, en primer lugar, en Captain America: The Winter Soldier (2014), cuando colaboró con el Capitán América (Chris Evans) para tratar de salvar a su amigo Bucky Barnes (Sebastian Stan) de ser capturado una vez más por la división rusa de HYDRA. Durante esa misión, Natasha se convierte en una gran confidente y compañera de Steve Rogers, y vemos buena parte de su entrenamiento en combate, como también sus tácticas y métodos más sutiles y elegantes de trabajo, que ayudan al Capitán a pasar desapercibido cuando más lo requiere.

LEER  Black Widow: El último adiós a Natasha Romanoff

En Avengers: Age of Ultron (2015) nos mostraron un lado algo oscuro y bastante polémico de nuestra heroína. Supimos que fue entrenada en una locación soviética, “el cuarto rojo”, y que la prueba final era su esterilización. A partir de ahí, la representación de Natasha comienza a girar en torno a la maternidad y su “deseo” frustrado de ser madre, y perdemos mucho enfoque en su pasado dentro de la organización rusa y todo lo que los fans querían realmente saber, como su entrenamiento y el funcionamiento del programa Black Widow.

Uno de los giros más interesantes de este personaje fue sin dudas en Captain America: Civil War (2016), cuando al momento de elegir bandos se unió a Tony Stark, al darle la razón con respecto a firmar los acuerdos de Sokovia. Sin embargo, eso no se interpuso entre su amistad con Steve Rogers, y probó ser una vengadora sumamente necesaria en el equipo para mantenerlos juntos.

En Avengers: Infinity War (2018) su papel fue un poco más secundario y no tuvimos a Natasha muy presente en cuanto a protagonismo y toma de decisiones, pero eso cambió en Avengers: Endgame (2019). La vimos tomar la iniciativa y dar todo por su equipo, hacerse cargo de la seguridad del planeta desde los cuarteles de los Vengadores, y su trágico y algo polémico final, al sacrificarse en lugar de Hawkeye para obtener la piedra del alma.

En la primera precuela de Marvel Studios y su película protagónica, exploraremos una parte de su pasado y aprenderemos acerca de su vida y sus antiguos compañeros de aventura; su familia antes de los Vengadores. Podremos saber qué la llevó a tener una historia tan conflictiva y veremos escenas de acción dirigidas y producidas, en gran parte, por un grupo de mujeres.

Los trailers que liberó Marvel hasta ahora tienen una mística muy parecida a la de Captain America: Winter Soldier, con recorridos en países europeos, reencuentros con antiguos amigos, una superheroína tratando de solucionar problemas de su pasado que le generan consecuencias en el presente y su búsqueda continua de identidad.

LEER  Korg lo recibió: Primer acercamiento de Deadpool al MCU

Si bien esta película debería haber llegado por lo menos hace unos años, se retrasó por decisiones ejecutivas de Ike Perlmutter, quien fue conocido por bloquear la producción de proyectos que representan mujeres y culturas que exceden su conocimiento, como Black Panther y Captain Marvel. Ahora, con Kevin Feige como control creativo del UCM, una directora con muchísimo potencial y Scarlett Johansson como productora con todo el conocimiento sobre su personaje, su historia y su visión de cómo contarla, esperamos tener una película de espías con mucho potencial, con la nostalgia que implica ver una vez más a Natasha Romanoff en la pantalla grande, y con la despedida que una heroína de su talla merece.