El futuro es hoy, ¿oíste viejo?

Cada vez que una nueva generación de consolas arranca, se analiza hasta el mínimo detalle para ver cual podrá ser la nueva campeona del mercado. Muchas veces las cosas salen como fueron planeadas como en esta generación que la PlayStation 4 dominó el mercado ampliamente (vendió el doble de consolas que Xbox y casi tres veces más que Nintendo Switch), pero otras veces pueden marcar el fin de una etapa cómo cuando la primer PlayStation apareció para fundir a SEGA con su ambiciosa Dreamcast. Entonces, ¿qué podemos esperar para esta etapa? ¿Igualdad o sorpresa?

PLAYSTATION 5

El gran titán de Sony, la PlayStation 5 es por lo pronto un menjunje de datos mediante entrevistas y poco más. El arquitecto de este nuevo sistema, que también lo fue en PS4, es Mark Cerny y fue quien dialogó con distintos medios y reveló algunos detalles de la nueva consola.

La PlayStation 5 está sobre todo orientada a eliminar los tiempos de carga; con un SSD (Disco de estado sólido) quieren que la experiencia de juego sea totalmente instantánea para generar un realismo más óptimo en los videojuegos, también intentarán con esto que los juegos por más pesados que sean no vean alterada su velocidad ni sus FPS. Por este mismo motivo, también integrará a la unidad de procesamiento central (CPU) un microprocesador de tercera generación Ryzen de AMD, uno de los más nuevos en su rubro.

Por el apartado visual, PS5 correrá en 4K como su antecesora más moderna, la PS4 Pro, pero también apostará a los gráficos en 8K, una tecnología que aún no muchas personas tienen. La consola permitirá el trazado de rayos en imágenes tridimensionales, algo que hasta ahora ninguna consola se permitió, y tampoco se sabe a ciencia cierta que tanto podrá Sony acoplar esta tecnología a su nuevo sistema. También se mejoraran las reflexiones de la luz en objetos y la fidelidad gráfica para mayor realismo.

Por el lado del audio, Cerny declaró que el hardware no difiere mucho de lo que fue PS3 y PS4 pero que quieren intentar lograr una experiencia totalmente inmersiva, cómo es la realidad virtual.

Se sabe que la consola manejará la retrocompatibilidad, algo que no se ve desde la PS3 para Sony y, si bien hay rumores de que será total (correrá juegos desde la Play original hasta la PS4) aún no se sabe si aplicará a todas las consolas anteriores, si será retrocompatibilidad virtual o incluso si será limitada a ciertos videojuegos.

Si bien tuvo mucho revuelo las imágenes de la PS5 se confirmó que este es un prototipo para que los desarrolladores puedan trabajar, y no se sabe si será el diseño final de la consola. Por otro lado, se estima que el Dualshock 5 (del cual se filtraron algunas fotos) será muy parecido al de esta generación pero con el agregado de resistencia en los gatillos haciendo que «tensar un arco y tirar una flecha, por ejemplo, sea mucho más real». También se espera que tenga algún tipo de mecanismo parecido a la tecnología del Button Attachment.

El pasado 5 de enero la consola fue noticia ya que Sony confirmó en el CES 2020 que el titulo oficial de la consola es PlayStation 5 y mostró su logo oficial, exactamente igual al que venían usando en las anteriores consolas. No hay mucha data oficial de la misma, pero el CEO de PlayStation Jim Ryan confirmó que se sabrá más en los próximos meses. Si bien está confirmada para navidades de 2020, se estima que la consola saldrá globalmente a fines de noviembre. Sobre los juegos que podrían acompañar a la nueva consola, se sabe que el Godfall será exclusivo de PS5 (presentado en los Game Awards) y The Last of Us 2, que será lanzado para PS4, está también confirmado en la consola. Hay rumores sobre Bloodborne 2, Marvel’s Spider-Man 2, God of War 2, Horizon Zero Down 2. Se habló también de una exclusividad parcial (los primeros meses) de un posible GTA VI. Se estima un precio de lanzamiento de 500 dólares.

XBOX SERIES X

Metiendo un batacazo total en The Game Awards del 2019, Microsoft se anticipó mucho a su competencia y presentó su caballito de batalla para esta generación y hay una bajada de linea de la empresa que se ve de lejos: quieren ser los dueños de esta generación.

Si bien las características técnicas confirmadas son parecidas a las que anunció Sony (imágenes 8K, procesador y unidad grafica similares, disco de estado solido) se rumorea que será mucho más potente que la PS5, aunque algo similar ya pasó en esta generación con las primeras PS4 Fat y Xbox One.

Se confirmó que se podrá dejar la consola reposando y seguir con el juego en cualquier momento, una característica que por lo pronto no tiene la consola de Sony.

El control de Xbox es el más aclamado por los gamers en todo el mundo, incluso se siguen usando en gran cantidad los de Xbox 360. El control de Xbox Series X será un calco de Xbox One pero mejorado, incluyendo el botón de Share que ya estaba en su competencia pero que los fans pedían tener. El mismo será compatible también en Windows 10 y con Xbox One y será un poco más pequeño que su antecesor.

Xbox seguirá con su servicio de GamePass que es un punto muy a favor de la consola ya que es el único hasta ahora que empleó el streaming de una forma satisfactoria para sus usuarios y ya cuenta con sus dos caballos de batalla confirmados: Halo Infinite y Hellblade 2. No obstante, una de las contras de Xbox que Phil Spencer (CEO) prometió cambiar en esta generación es que es la consola que más pierde en cuanto a juegos exclusivos corresponde. Veremos si Microsoft nos tiene preparado el regreso de alguna saga icónica o piensa patear el tablero con nuevos títulos.

Al igual que PS5, la Xbox Series X está confirmado para navidades del 2020 pero se espera que salga a fines de noviembre para competir directamente con el monstruo de Sony. Se estima un precio de lanzamiento de 500 dólares.

NINTENDO SWITCH ¿PRO?

Nintendo logró tener unos muy buenos años con su consola híbrida, que va a contramano generacional con el resto de consolas. La Switch salió en 2017 y el 2019 fue un gran gran año lleno de nuevos títulos exclusivos por lo que la vida de la consola aún está muy fresca. El año pasado, Nintendo presento la Nintendo Switch Lite; la versión sólo portátil de la consola por lo que hace pensar que no es un plan cercano el de cambiar ya de dispositivo.

Lo cierto es que incluso en competencia con PS4 y Xbox One las características de la Nintendo Switch son muy inferiores (algo que no le molestó a Nintendo para estar a la altura y sacar juegos bisagra en la industria como The Legend of Zelda: Breath of the Wild). Por eso mismo, según el medio Digitimes, Nintendo tendría pensado lanzar una versión Pro de su consola, que logrará correr a 4K en televisión y que alojará juegos mucho más pesados que ahora (los cartuchos de Switch sólo llegan a 64 GB cuando, por ejemplo, el Red Dead Redemption 2 pesa 250 GB).

Aunque son solo rumores, la fuente es de fiar ya que había anticipado también a la Switch Lite y no es loco pensar en un modelo más competente para hacerle frente a la nueva generación de consolas. Si bien es algo casi seguro, no se sabe si tendrá retrocomptabilidad ni hay especificaciones de la misma pero se espera que en caso de ser cierto sea lanzada en el 2021 para no competir directamente en la batalla de Xbox-PlayStation.

SERVICIOS DE STREAMING

Se ha hablado mucho de la muerte de las consolas y el streaming cómo futuro de los videojuegos. Si bien se espera que en algún momento así sea, el presente nos muestra que este no es el momento. Google Stadia fue una propuesta totalmente tentadora pero que falló ya en su inicio (en el roster de videojuegos, no tiene juegos del 2018 en adelante y sólo tiene 3 gratuitos) y su modelo no fue satisfactorio: hay que pagar por videojuego mientras que la gente esperaba un servicio afín a Netflix o Spotify donde una suscripción mensual te habilita todos los productos que contiene el servicio. Xbox con su GamePass está dando los primeros pasos a un futuro de streaming satisfactorio aunque Microsoft lo utiliza para atraer gente a su consola, por lo que es contradictorio pensar que están pensando en el streaming cómo el futuro único de los videojuegos.

Teniendo en claro los antecedentes, esta generación de consolas durará por lo menos 6 años por lo que veremos cómo nos agarra el 2026 para analizar si el streaming es el futuro realmente de los videojuegos o no. Por otro lado, cada vez es más inconcluso el mundo y quizás aparezca un batacazo que cambie totalmente las reglas del juego. Sólo el tiempo aclarará las dudas y marcará quien será el que logrará llegar más a los fans, lo cierto es que en esta nueva década hay videojuegos para rato.