Star Wars: The Rise of Skywalker cerrará la saga de la familia más famosa de la galaxia muy muy lejana.

Star Wars… Esa película que se estrenaba 42 años atrás, cuando aún no tenía el agregado de “A New Hope”, quien hubiese imaginado que se convertiría probablemente en la saga más popular de la historia- Porque hay que decirlo, incluso las personas que no son fans saben quién es Darth Vader o han hecho el ya eterno chiste de “Soy Tu Padre”.

Podemos dividir lo que probablemente en el futuro no muy lejano denominemos la Saga Skywalker en tres partes: La trilogía original, las precuelas y las nuevas secuelas. Personalmente no me voy a meter en qué orden verlas, pues para gustos colores, pero vale la pena un pequeño análisis sobre este hito de la cultura Pop.

Lo que ahora llamamos Episodio IV inauguró Star Wars y fue un éxito. La película escrita y dirigida por George Lucas, quien muy como en su obra camino ambos lados de la Fuerza, generó fans en todo el mundo y un culto sin precedente para la época. Tres años después, en 1980, salió la primera secuela: The Empire Strikes Back. La rompió, éxito comercial, de la crítica, uno de los plot twists más famosos que además se convertía probablemente en la escena más parodiada de todas. Ahora ya con algo más de conciencia de negocio, dejaron la puerta para cerrar en forma de trilogía. Return of the Jedi llegaría en 1983 para “cerrar” la historia, aunque menos acogida por los fans y la crítica, el producto fue exitoso incluso con sus productos forzados (los estoy mirando a ustedes Ewoks).

LEER  May the 4th Be With You: Cuatro recomendaciones para ver y conocer el fenómeno Star Wars en profundidad

Star Wars descansó por 16 años, y allí en el año 1999 se estrenaría la primer precuela: The Phantom Menace. Con un control casi total de George Lucas, la película tuvo una reacción mixta; si bien fue un éxito de taquilla ya que volvía a haber una película de la saga espacial en el cine, lo cual llevo a salas a jóvenes que no experimentaron en cine las originales así como a fans de la primera época, cuando el polvo se disipó, la algarabía bajo y todos los fanáticos la tienen como la peor de la saga. La trilogía de precuelas se completa con Attack of the Clones (2002) y Revenge of the Sith (2006), plata generaron siempre, la maquinaria en ese sentido funciona sola. La opinión de los fans se divide, hay quienes rescatan cosas interesantes en ambas, otros las detestan de lleno, algunos pocos las adoran. Independientemente del grosor de calidad como producto, dejaron algunas escenas icónicas sobre todo el Episodio III.

En 2012 se anuncia la compra de Lucasfilm, productora y dueña de los derechos de Star Wars, por parte de Disney. La marca del ratón anuncia una nueva trilogía que empezaría en 2015 con el Episodio VII: The Force Awakens dirigida por J. J. Abrams. La apuesta sale bien con un nuevo y joven cast junto a personajes ya conocidos como Han Solo y la Princesa Leia, además de Chewbacca, RD-D2, etc. La película se recibió positivamente tanto entre fans como critica, como siempre dejó también muchos verdolagas en la cuenta de los involucrados. Año 2017 llega The Last Jedi, la película que más dividió a los fans de la saga. No hay punto medio, la gente la ama o la odia, Rian Johnson, director de la película, nos convirtió en Siths, lidiamos solo con absolutos. Independientemente de estas aguas divididas la película es un éxito, vale destacar la vuelta de Mark Hamill como Luke Skywalker para el Episodio VIII después de aparecer brevemente en The Force Awakens.

Este jueves 19 de diciembre llega a los cines Episodio IX: The Rise of Skywalker. ¿Logrará cerrar correctamente 42 años de saga? ¿Re unificara a los fans? Desde EL LADO G los invitamos a concurrir y juzgar por ustedes mismos.

LEER  May the 4th Be With You: Cuatro recomendaciones para ver y conocer el fenómeno Star Wars en profundidad