Pokémon Sword y Pokémon Shield le traen a Nintendo la dura tarea de presentar el juego más ambicioso de su historia y no fallar en el intento.

Si le preguntaban a la gente allá por 1996 cómo se imaginaban el juego definitivo de Pokémon, seguramente serían muy parecidos a los de esta generación. Nuevamente estamos en el Mundo Pokémon, esta vez en la nueva región de Galar. Después de los no tan convincentes XY y Pokémon Sun and Moon; luego del revolucionario Pokemon GO para celulares; Pokémon decide hacer el primer salto en su historia hacia una consola de sobremesa. La vara estaba muy alta para un franquicia que supo traspasar generaciones y permanecer en el corazón de sus seguidores. Pokémon Sword & Shield cumplen con todas las expectativas que tiene un seguidor de la saga y lleva el juego a un nivel en el que nunca estuvo, pero sin dejar de lado a aquellos que juegan por primera vez y quieran introducirse en este mundo increíble.

JUGABILIDAD

En el 2017, cuando se estrenó la Nintendo Switch y el mundo se revolucionó con Zelda: Breath of the Wild«, Internet se encargó de generar el debate de un «Pokémon RPG» basándose en la jugabilidad de este juego. Se ve que Nintendo no hizo oídos sordos porque tomó a la perfección los comentarios de la gente y lo plasmó en el Pokémon con mejor jugabilidad hasta la fecha.

El juego es totalmente dinámico y la experiencia, dividida por cinemáticas, se hace realmente muy amena. Algo que siempre fue característico de Pokémon fue el molesto grindeo que hay que hacer en diversas partes del juego dónde tu equipo no  llega a ser tan fuerte como es necesario y hay que internarse a entrenar uno por uno. Esto se acabó en este juego ya que independientemente del Pokémon con el que ganes la pelea, todos ganan experiencia. Inclusive gana experiencia todo el equipo si atrapas al adversario con una Pokebola, algo que no pasaba en ningún juego anterior.

Otra de las nuevas características que nos trae este Pokémon es el Pokécamp, algo que fascinará a más de un jugador. Al ser un mundo casi completamente abierto, en las zonas dónde hay mucho que recorrer y amigos que atrapar, se puede acampar para poder dormir y restaurar al equipo sin necesidad de volver a ningún centro Pokémon, haciendo muchísimo más amena la tarea de entrenar o de coleccionar Pokemones.

La llegada de los Dinamax es algo que realmente le agrega atractivo al juego pese a las críticas que tuvo antes de su lanzamiento ya que es una modalidad (copiada un poco de Pokémon GO) no vista hasta la fecha que le agrega cierta frescura.

AUDIOVISUAL

No podría ser mejor el mapa de Galar, siendo un mapa casi totalmente abierto en el que tenemos tiempo y ganas de descubrir hasta las más recónditas zonas. Los diversos paisajes y biomas te afectan y te hacen sentir realmente en el lugar dónde estas. También, el juego tiene algunas cosas que «naturalizan» situaciones que antes en Pokémon parecían totalmente fantasiosas: en los patios de las casas hay mini-zonas de combate, así como canchitas de fútbol en la Argentina.

Algunos de los viejos Pokémon se hacen presente con diferentes tipos y una estética muy cambiada; esto sigue lo mismo que los Pokémon Sun – Moon (formas Alola) y nos trae las Formas Galar.

Por otro lado, si bien la gráfica del juego es (por lejos) la mejor de la saga hasta ahora, no llega a tener la calidez gráfica que hemos visto en otros juegos para esta misma consola (como el mismo Zelda antes mencionado). No obstante, visualmente está muy bien y genera una muy buena experiencia de juego. Es posible también sacar las animaciones de los Pokemones durante los duelos para poder hacer más rápida y dinámica la jugabilidad.

El sonido sigue siendo igual que en el resto de la franquicia, con todas las canciones en 8 bits conocidas (como cuando capturamos a un Pokémon o cuando arranca una pelea). Sin embargo, cada vez que avanza más la tecnología en la saga queda más extraño que los personajes solo muevan la boca y no puedan hablar. Si bien no es algo que afecte a la jugabilidad directamente ni quede mal estéticamente, seguro es uno de los puntos en los que en el futuro se hará puntapié.

HISTORIA

Si hay un punto que le importa a los fans de los Pokémon es los famosos tres iniciales o «starters». En esta ocasión nos traen a Grookey (Hierba), Scorbunny (Fuego) y Sobble (Agua). Sin haber sido lanzado el juego, estos tres fueron los starters más aclamados de la saga desde la quinta generación (estamos en la octava) y los mismos no defraudan; sea por la trama o por su participación crucial en el equipo (los tres tipos siempre son de los más necesarios) es fácil encariñarse con cualquiera de estos tres y jugar con uno de ellos en el equipo hasta el final del juego.

El juego tiene mucha originalidad en base a cambiar cosas clásicas de la saga entera: los Pokémon no te los da la profesora, la gran incógnita de la misma no es descubrir los Pokémon sino intentar descubrir los secretos de la Dinamaximización.

Como en todos los Pokémon, nos ponemos en nuestra propia piel. Desde el principio creamos un personaje (cabe aclarar que se esforzaron por hacer el juego muy inclusivo ya que hay miles de formas de crearlo) y le ponemos nuestro propio nombre. Así, paralelamente seguiremos las dos tramas que nos prepara la historia: la del Desafío de Gimnasios, en los que recorreremos todo Galar buscando ser el mejor entrenador de toda la región y el del Team Yell, unos bandidos fanáticos de una de las entrenadoras aspirantes al campeonato pero que esconden otras cosas detrás. También, desde el principio está involucrado Zacián y Zamacenta (dependiendo si jugas Sword o Shield) para sembrarnos la duda de ¿por qué somos los únicos que pudieron verlo y qué secretos esconde el bosque en el que habita?

POLÉMICAS

Si hay una critica para hacerle el juego, por más quemada que esté, es que la Pokedex Nacional no está presente y eso significa que de los -aproximados- 1000 Pokemones que existen, podemos capturar poco menos de la mitad. «Por cuestión de tiempos sería imposible programar más de 1000 personajes» fue la justificación que le dio Nintendo a esta cuestión y que todos sus seguidores repudiaron.

Lo cierto es que Nintendo tomó ese juego como un reboot de la saga y ya anunció que en cada juego habría algunas ciertas cantidades distintas de Pokémones viejos, por lo que a lo largo de los juegos quizás si sería posible encontrarlos todos. No es una mala decisión teniendo en cuenta que si estuvieran todos, no habría tantos motivos para tener ganas de tener el próximo juego.

Otra de las polémicas antes de que salga el juego fue la eliminación de las MegaEvoluciones y los Movimientos Z. Si bien hubiera sido un gran agregado; los DinaMax reemplazan esto y parecería agobiante tener tantas formas de combate distintas con tantas mecánicas para aprender.

CONCLUSIÓN

El juego que todos los fanáticos de Pokémon estábamos esperando. Sin embargo, cualquier persona que nunca haya jugado un juego de la saga se llevará un gran juego también ya que es muy explícito y didáctico en sus primeros pasos para aprender desde cero sobre este Mundo Pokémon. Realmente pesa, y es algo que baja puntaje la cuestión de no poder capturar absolutamente a todos los Pokémones, más teniendo en cuenta que muchas de las personas que juegan la saga, lo hacen principalmente por el coleccionismo de los mismos. El juego cumple con las expectativas y deja alta la vara para un próximo juego de Pokémon, así también, cómo posibles DLC en los que agreguen más contenido para el juego.