SONY anuncia la llegada de su próxima consola que promete revolucionar una vez más.

Una de las noticias más esperadas de los últimos meses, sin dudas ha sido la confirmación por parte de Sony para la fecha de salida de su próxima consola, PlayStation 5. Luego de anunciarla en abril de este año, finalmente se dio a conocer que la evolución a la PS4/PS4 Pro llegará a finales del 2020, más precisamente para las fiestas de fin de año.

Por el momento, uno de los grandes cambios que anticipa Sony viene por el lado de su próximo joystick. El cual contará con una notable diferencia al de la PS4, adoptando la retroalimentación háptica para remplazar la tecnología “rumble” que existía en los controles desde la quinta generación de consolas. Con los hápticos, realmente sienten un mayor rango de retroalimentación, por lo que chocar contra un muro en una carrera se sentirá muy diferente a hacer un bloqueo en el campo de fútbol americano. Incluso pueden sentir la variedad de texturas cuando corren a través de los campos de pasto o pasan por el barro.

Otra nueva característica serán los gatillos adaptativos, que se han incorporado a los botones gatillo (L2/R2). Los desarrolladores podrán programar la resistencia de los gatillos y de esta forma disfrutarán la sensación de tensar el arco y la flecha o acelerar un carro todoterreno por terreno rocoso. En combinación con los hápticos, esto puede producir una poderosa experiencia que simula mejor varias acciones. Los creadores de videojuegos han empezado a recibir primeras versiones del nuevo control.

Por el momento se desconoce su precio y cualquier otro detalle que desde Sony prometen que irán arrojando poco a poco de aquí en adelante.