La saga que hace tributo a todas las películas de acción de los 80 vuelve para intentar alcanzar la gloria con nuevos personajes, estilos de jugabilidad y un nuevo modo online.

La franquicia de 1987 vuelve en pleno aniversario de Konami con una propuesta inspirada por anteriores entregas de Playstation 2, donde se apuesta nuevamente por mecánicas twin stick y un guion disparatado. La Ciudad Maldita es la localización en la que se desarrolla el título, en el que un grupo militar se desarrolla como cazadores de recompensas y buscadores de tesoros. Para sobrevivir hará falta desatar el caos utilizando distintas armas y destrezas.

Definitivamente puedo decir que tiene que haber un tipo musculoso como parte del universo Contra”, dijo el director Nobuya Nakazato en una reciente entrevista. Uno podría estar o no de acuerdo con sus dichos, pero lo que es un hecho es el aire clásico que tiene el programa desarrollado por Toylogic, los cuales intentaron hacer volver a un grande al mundo moderno, pero su traspaso a la nueva generación no fue el esperado.

HISTORIA

Ridícula como siempre. Eso es bueno ya que, como es costumbre, se ha caracterizado por no tener profundidad en su narrativa. Más bien resulta una parodia, graciosa en ciertos momentos por lo bizarro que resulta. Un oso panda armado hasta los dientes, seres amorfos con tentáculos y una asesina que lleva un alienígena incrustado de por vida en el estómago serán los personajes a elegir además del típico sujeto parecido a Stallone o Schwarzenegger.

Cada uno cuenta con sus características propias, pero podemos adaptarlos a gusto, ya que la principal diferencia es meramente estética con alguna que otro distintivo en la animación. También tienen una habilidad propia pero más allá de eso, podemos modificar sus elementos y sus estadísticas con los objetos y el dinero que conseguimos al completar los niveles compuestos por aliens, monstruos y robots.

Al principio parece ser un sueño hecho realidad ya que se siente la dinámica frenética dando saltos en la acción y presentando un gran jefe. Aunque después los escenarios apocalípticos de una ciudad en ruinas una plataforma psicodélica se repiten. Mientras nos van contando la aventura del cuarteto que guarda cierto encanto con sus chistes, aunque la jugabilidad le resta al argumento y a las escenas.

JUGABILIDAD

La mayoría de los niveles son genéricos, lo cual reduce la experiencia a una cuestión monótona. Y aunque con el modo cooperativo resulta más divertido, las fases duran alrededor de 20 minutos cada una. Lo que sí destaca son algunos jefes pintorescos que desatan las maniobras más ingeniosas que Contra: Rogue Corps tiene para ofrecer, pero aún así prevalece ese efecto anticlimático más arraigado a los minijuegos que podríamos encontrar dentro de otro juego.

Las oleadas de enemigos son frecuentes, pero después del primer par de horas llegan a ser agotadoras no por el nivel de dificultad que presentan sino por lo contrario. Al terminar el escenario nos volvemos más fuertes mejorando nuestro arsenal, siendo invencibles y volviendo la aventura en un paseo por el parque que sirve para sacar un poco de estrés pasajero. Lo que sí resulta desafiante son los jefes finales, dando pelea con sus transformaciones y movimientos un tanto aleatorios.

Los guiños y fan service aparecen con efectividad al potenciar armas clásicas. Aunque sigue siendo en momentos determinados y carece de variedad. Si bien no es necesario matar a todos los enemigos para finalizar la partida, nos será útil para recaudar el dinero virtual e incorporarlo a nuestros recursos al igual que los coleccionables. Algunos de ellos también los encontraremos al matar a los enemigos, los cuales presentan distintas resistencias. Aunque con los disparos adecuados no son ninguna amenaza, más aun con el apuntado automático que ciertas veces nos juega en contra (valga la redundancia).

Hay varios modos multijugador online y local, que utilizan las plataformas para alcanzar un objetivo o realizar competiciones de distintos tipos. Además está la opción de jugar de manera local, pero dependerá de la comunidad darle vida a este apartado.

AUDIOVISUAL

Los protagonistas están bien diseñados más aún en los ataques especiales, pero los enemigos suelen dejar mucho que desear, por su acabado simplón que sigue una misma línea a lo largo del trayecto. Sumado al bajo rendimiento gráfico suelen hasta ser borrosos en ciertos casos, recordando a la generación de PS3 y Xbox 360, con una resolución que apenas llega al 1080p manteniendo unos 30fps estables.

En lo sonoro se lleva el premio porque transmite tensión y adrenalina con una música acorde a la saga. Las voces y el doblaje en latino son increíbles remarcando los efectos de disparos que parecen precisos. Las melodías acompañan sin darte cuenta te hacen disfrutar los momentos más aburridos.

Lo que es imperdonable es el input lag que causa un destiempo de medio segundo en el juego cuando pulsamos un botón en el mando. Esto puede solucionarse con una futura actualización pero que algo así esté de salida en un shooter twin stick dificulta mucho la experiencia.

CONCLUSIÓN

El “regreso triunfal” fue decepcionante para este clásico de Konami, que mantiene errores técnicos y un diseño pobre de misiones. Estas solo pueden ser agradables en compañía y mantiene un agregado en los modos online y con un sistema de progresión aceptable. En síntesis deja gusto agridulce en cuanto a la ejecución de una buena intención.