Diego Peretti encarna a un actor devenido a menos en una película que mezcla la comedia negra con thriller. 

Escrita y dirigida por Rania Attieh y Daniel Garcia, Inciales S.G. (2019) es una película protagonizada por Diego Peretti en donde el ex simulador interpreta a Sergio Garcés, un actor en decadencia al que las propuestas de trabajo no le abundan y aquellas que logra conseguir son para películas porno de bastante bajo presupuesto. En sus ansías de querer sobreponerse del mal momento que lo persigue también en su vida personal, Sergio conocerá a Jane (Julianne Nicholson), la organizadora de un festival de cine que se está llevando en Buenos Aires y que se le es presentada a Sergio por su representante. Esta incipiente relación los llevará a ambos a transitar caminos a los que no están acostumbrados y terminarán siendo participes de un crimen que luego los atormentará bastante.

A pesar de llevar adelante una propuesta arriesgada por parte de sus directores, Iniciales S.G termina quedando a mitad de camino en cuanto a donde quiere llegar. El guion da vueltas sobre sí mismo y en la búsqueda de querer generar intriga a la hora de la resolución, sólo termina alargando de manera poco redituable para con el espectador una trama que parecía agotada. El gran problema de ese aspecto es que la película es corta (93 minutos) y el desarrollo del segundo acto se hace eterno, bastante monótono y muy poco gracioso. Un aspecto en donde este filme sí se destaca es en cuanto a la resolución técnica. Con un gran uso de luces, sombras, efectos especiales y movimientos de cámara, la fotografía y la cinematografía constituyen un salto de calidad por sobre otras películas argentinas del mismo género, o similares, que si bien intentan parecerse más a filmes foráneos no logran acertar.

En cuanto a la performance de los actores, sólo Peretti y Nicholson pueden tenerse en cuenta para evaluar ese aspecto y mucho más él que ella. Si bien la estadounidense logra desenvolverse de una manera casi natural, incluso hablando español en un 90% de sus diálogos, el mayor problema que tiene su personaje es la falta de desarrollo y la mera y simple utilización del guion para con ella para ser una leve motivación del protagonista. Por el lado de Peretti, su papel si tiene una construcción eficaz y concreta pero al mismo tiempo simple y por momentos insulsa. Sólo gracias a él, algunos pasajes de la cinta se pueden considerar divertidos y graciosos y aún así allí no se ve su mejor versión. Cuando mejor se lo ve a Peretti es cuando se aferra al drama y logra con la postura corporal transmitir desazón y hartazgo.

Inciales S.G. termina quedando a mitad de camino en cuanto a lo que quiere mostrar y cómo es transmitido. Un gran despliegue técnico no logra tapar las falencias de guion e historia y ninguno de los géneros que quiere abarcar terminan siendo explotados de manera correcta, decretando así una película insulsa y olvidable.

[taq_review]