El origen de dos importantes figuras rebeldes.

HAN SOLO: REBEL DAWN

El final de la trilogía que narra el origen del mejor contrabandista de la galaxia, en el viejo universo.

El Halcón Milenario es «el trozo de basura más rápido de la galaxia». De modo que cuando Han Solo lo gana en un juego de Sabacc, él y Chewbacca se convierten en reyes de los contrabandistas: son intocables e imparables. Pero con el Imperio reprimido, Han sabe que su suerte no puede durar.

El cierre de esta saga es una representación de la trilogía en su totalidad, al final del día es decepcionante. Ann C. Crispin hace un magnífico trabajo escribiendo a Han, entendiendo en su totalidad al habla y personalidad. Pero es lo único particularmente interesante que ofrece la obra. La historia que gira entorno a Han es sólida e interesante, pero es una fracción del libro contado en su mayoría por pequeñísimos interludios. El resto se enfoca en Bria y su viaje como rebelde y líder. Sus segmentos no son particularmente malos. La idea de ella abandonando su adicción a las especias por una adicción por la rebelión es fascinante y habla mucho del personaje, pero no es lo suficiente fuerte para mantenerte interesado a lo largo de la misma.

Rebel Dawn se dedica a completar todos los detalles que sabemos de Han en Episodio IV, pero los mismos suceden de forma insatisfactoria. Se sienten como alguien completando una lista más que la historia surgiendo con naturalidad, a su vez hay ciertos eventos que son contraproducentes de la mentalidad del personaje y su historia.

LEER  May the 4th Be With You: Cuatro recomendaciones para ver y conocer el fenómeno Star Wars en profundidad

Al final del día la trilogía es inconsistente, Crispin hace un magnífico trabajo escribiendo a Han pero eso no es suficiente. La narrativa es lenta y su lectura cansadora. No porque su historia es mejor dejada en misterio sino porque la historia que me cuentan contradice mucho la mentalidad y su forma de ser.

REBEL RISING

El origen de la rebelde que le dio a la alianza una de sus mayores victorias contra el Imperio, Jyn Erso.

Cuando Jyn Erso tiene ocho años, su madre es asesinada y su padre es retirado de ella para servir al Imperio. Pero a pesar de la pérdida de sus padres, ella no está completamente sola. Saw Gerrera, un hombre dispuesto a ir a cualquier extremo necesario para resistir la tiranía imperial, la toma como su propia hija y le da no solo un hogar, sino todas las habilidades y recursos que necesita para convertirse en rebelde.

Beth Revis presenta una narrativa ligera y dinámica, formando una lectura sorprendentemente rápida y llevadera. Contando los hechos de manera intermitente entre el pasado de Jyn y sus meses en la prisión imperial de Wobani. Haciendo un fantástico trabajo en desarrollar a Jyn y explorar los acontecimientos que la marcaron.

El uso de los, digamos, flashforward a sus tiempos en prisión da un buen contraste al crecimiento del personaje. Pasando de una guerrera dispuesta a hacerle frente al imperio a convertirse en una hormiga que no quiere ser percibido por el mismo. Pero eso es todo lo que tiene la novela, la historia de Jyn es buena pero nada que no se haya visto antes en otros personajes.

LEER  May the 4th Be With You: Cuatro recomendaciones para ver y conocer el fenómeno Star Wars en profundidad

Agregando a todo eso la obra presenta una pequeña inconsistencia en el personaje de Jyn, en la obra ella es una experta programadora/hacker, este aspecto habla mucho del personaje y sus habilidades pero… es una “habilidad” que ella carece o no utiliza en la película, la misma es brevemente mencionada en uno de los trailers pero jamás en la obra final. Además de todo, el final es lamentablemente predecible, no es malo de hecho el mismo habla mucho de la evolución y el deseo de supervivencia del personaje, pero no tiene impacto. Rebels Rising es una lectura rápida y satisfactoria, pero jugada a la segura haciéndola últimamente olvidable.