Para vengar a los caídos, deberán afrontar la misión de sus vidas.

Después del genocidio provocado por el Titán Loco en el final de Infinity War (2018), el mundo entró en un micro clima cinéfilo lleno de HYPE y fanatismo que no se conocía desde aquel famoso cliffhanger en Star Wars: The Empire Strikes Back (1980). Ese suceso, que mantiene en vilo a los fanáticos de Marvel desde hace un año, está próximo a terminar y será hora de ver qué fue lo que sucedió con los héroes que han sabido ganarse los corazones de los espectadores desde hace más de diez años. Estos héroes que, si bien tienen sus capacidades, poderes y habilidades especiales, siguen siendo terrenales. Ellos se equivocan una y otra y otra vez, pero siempre han demostrado que tienen lo necesario para recuperarse de la derrota y salir triunfantes de su próximo reto. Aunque todo eso cambió cuando apareció Thanos. El mejor antagonista que el MCU presentó en la gran pantalla, quien se ganó un lugar dentro de la cultura popular «villanesca» y quien pese a sus pocas y breves apariciones en el resto de las películas de Marvel, logró una conexión inmediata con el fandom con solo poder verle el perfil en aquel primer vistazo suyo en esa primera escena post créditos de Avengers (2012).

Pero de aquel primer grupo de Vengadores que defendió con alma y vida las calles de NY, pocas son las cosas que se mantienen iguales. Algunos perdieron seres queridos, otros perdieron ojos y hasta incluso hay quienes se revelaron contra sus propios colegas por posturas netamente ideológicas. Este grupo que comenzó con un ex vendedor de armas narcisista, un semi dios amante de la guerra, un profesor con graves problemas de temperamento, dos espías – una rusa realmente letal y otro con gran ojo a la hora de usar el arco y la flecha- y un soldado genéticamente modificado que lo único más grande que su escudo es su corazón y optimismo, ahora deberá afrontar la misión más compleja y determinante frente al único enemigo que no solo logró vencerlos, sino también doblegarlos en alma y espíritu.

En Avengers: Endgame (2019) los sucesos provocados por Thanos (Josh Brolin) en la película anterior, seguirán teniendo consecuencias para el universo y es por eso que el grupo de Vengadores originales compuesto por el Capitán América/ Steve Rogers (Chris Evans), Thor (Chris Hemsworth), Hulk/Bruce Banner (Mark Ruffalo), Black Widow/Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) y Hawkeye/Clint Barton (Jeremy Renner), jugarán su última gran carta para poder recuperar de las cenizas a sus seres amados. Pero claro que ellos no podrán hacerlo solos y es por eso que precisarán más ayuda y a ellos se unirán Rocket (Bradley Cooper), War Machine/ Rhody Rhodes (Don Cheadle), Ant-Man/Scott Lang (Paul Rudd) y la reciente incorporación de la Capitana Marvel/Carol Danvers (Brie Larson). Pero antes de dicha misión, este nuevo equipo intentará recuperar de las entrañas del espacio a Iron Man/Tony Stark (Robert Downey Jr.) y Nebula (Karen Gillan).

LEER  Korg lo recibió: Primer acercamiento de Deadpool al MCU

Otra vez a cargo de los hermanos Russo (Joe y Anthony) la épica conclusión de este viaje de más de 10 años, 22 películas y casi un centenar de personajes, llega a su fin. Luego de que Kevin Feige, el arquitecto de toda esta estructura, haya bautizado a estas películas como la «Saga del Infinito» y que los directores hayan confirmado que este film iba a estar centrado totalmente en los Vengadores originales, todo suponía que esta sería una historia que no solo cerraría el arco iniciado en la entrega anterior, sino que también marcaría un punto de inflexión para el futuro del MCU. Esto es así, esta película es el cierre de una etapa para los Avengers y está lograda de una forma que roza la excelencia. En todos los aspectos posibles (narrativo, visual, actuaciones), la película logra estar a la altura de las expectativas y sin dudas quedará en la historia como una de las más recordadas.

Yendo por partes, la película cuenta con un guion escrito por Christopher Markus y Stephen McFeely, los mismos guionistas que supieron trabajar con la dupla de directores en la entrega anterior y en las recordadas Captain America: Civil War (2016) y Captain America: The Winter Soldier (2014). Este guion está increíblemente bien escrito, balanceando a la perfección los momentos dramáticos, con los de humor y con los de acción. Obviamente el aspecto dramático toma un rol preponderante por sobre los otros dos (aunque humor tenga muchísimo) y ahí esta una de las grandes diferencias con la película anterior. Acá desde un primer momento, prologo mediante, se deja ver que el tono del film será mucho más intimo y oscuro que el de otras entregas. Como en este basto universo casi todo esta compartido, todos los pasajes de humor tienen un estilo muy Taika Waititi, todo lo referido a lo espacial tiene las características visuales de las dos películas de James Gunn, ahora re-contratado para finalizar su trilogía de los Guardianes, al mismo tiempo la selección de las canciones utilizadas también parecen extraídas de una de sus películas. Todo en esta película parece ser familiar en relación a otras y es por eso que esta saga es tan exitosa. Eso sí, algo que los Russo saben explotar de manera excelente son las coreografías de pelea y mejor para ellos es mientras más personajes hay. A su juego los han llamado. Ellos logran combinar lo mejor de estas tres esencias y de esta manera conforman un único relato donde todo es explotado de manera brillante.

LEER  Vota Loki: El plan del Dios para gobernar

Las interacciones de los personajes están perfectamente delineadas y llevadas a cabo. Esa química que entre varios miembros del elenco pudo verse por pequeños lapsos en Infinity War, aquí son explotados de la mejor manera y deja una sensación de comodidad entre ellos y ésta es transmitida fuera de la pantalla. Una ventaja con la que contaron los directores y guionistas tanto acá como en la película anterior es que los personajes no necesitaban desarrollo, ni introducción y directamente pudieron concentrarse en el desarrollo de la trama. Una trama que puede parecer medio engorrosa y su ejecución cuestionable, siempre analizado narrativamente. La reiterada explicación de algunos términos o situaciones y la poca profundización en otros, puede provocar una ligera confusión en el espectador y así perderse en la trama. Ese es el único punto flojo en cuanto al guion que tiene la película, prácticamente nada.

Visualmente la película es impecable. El despliegue que logran conseguir al crear el espacio, los diferentes planetas y sus atmósferas, criaturas, rejuvenecimientos y envejecimientos mediante CGI, contexturas físicas, absolutamente todo es creíble y parece real. Mucho se criticaron los flojos efectos que tuvo la película de Captain Marvel (2019) y ahora hasta aquellas imperfecciones logran quedar en el olvido. La imagen de Thanos sigue siendo de características similares pese a que el Titán lleva un nuevo atuendo. No caben dudas de que éste seguirá picando en punta en los rankings de creaciones marvelitas en la gran pantalla.

Bien podría esperarse que a esta altura las actuaciones no brinden u otorguen nada nueva, sin embargo en esta oportunidad cada actor, con Robert Downey Jr. a la cabeza, tiene la mejor actuación de su carrera. Sin ningún animo de exagerar o desmerecer a los demás, lo que él hace podría catalogarse como una masterclass de actuación. Con su personaje empezó este universo y él logra ponerse esta película en el hombro y cargarla sin ningún problema. Irónico, irreverente, canchero, apasionado, trastornado, dramático y completamente desesperanzado son algunas de las tantas facetas que tiene afrontar su personaje a lo largo de la película y todas son cumplidas a la perfección. Otra gran performance es la de Paul Rudd, uno de los más nuevos del elenco ya ha sabido ganarse al público por su facilidad casi innata para hacer reír con apenas una mirada y en esta oportunidad, para bajar los niveles de dramatismo y seriedad, su participación es brillante y necesaria.

LEER  Prueba gratuita: Marvel's Avengers estará sin costo por unos días en las consolas

Avengers: Engame puede llegar a considerarse como la película de Marvel que vaya a quedar en la historia, no solo por ser un punto y aparte en lo que al MCU se refiere, sino también por lo que ha generado en más de una generación de fans y eso no puede quedar de lado a la hora de hacer un análisis. El fenómeno Avengers ya es algo que ha trascendido lo cinematográfico y quedará en los registros como la saga de aventuras y ciencia ficción que hizo movilizar a millones de personas para ver sus películas en los cines, para ver las anteriores y que verás las que seguirán, porque si bien en esta oportunidad hay una historia que termina y terminará definitivamente, continuará habiendo historias marvelitas que contar con nuevos personajes, nuevas familias y nuevas generaciones por conquistas con grandes experiencias.

[taq_review]