El origen de la relación laboral de Han con los Hutts, su rivalidad con Boba y su amistad con Lando y Chewy.

Solo es ahora un fugitivo del Imperio. Pero él se ha hecho de un valioso amigo en un antiguo esclavo Wookiee llamado Chewbacca, que le ha jurado una vida deuda. Mientras los Hutts de Ylesian han enviado el temido caza-recompensas Boba Fett para rastrear el hombre que los traiciono, Han Solo. Pero Han y Chewie se encuentran en problemas aún mayores cuando se compromete a prestar sus servicios a los señores del crimen Jiliac y Jabba el Hutt.

La Maniobra Hutt transcurre varios años después de La Trampa del Paraíso, Han ya habiendo desertado el imperio y conocido a Chewbacca. La novela comienza con mucha intriga e intensidad, nos presenta a Han confundido y sin dirección por su vida tratando de darle un nuevo propósito.

Su viaje para volverse uno de los mejores contrabandistas de los Hutt es simple, pero funciona y es presentado de una forma creíble. Las interacciones entre Han y los diferentes Hutts son geniales y a lo largo de la novela aprendemos nuevas cosas de la especie. En el otro lado de la historia vemos a Bria Tharen ahora convertida en una agente de la rebelión, esta sub trama no tiene mucha conexión a la historia principal pero funciona y le genera aun mas interés por un personaje que en la novela anterior no presentaba alguno.

C. Crispin realiza un gran trabajo en las interacciones de Han y Chewy, el desarrollo de su amistad es mas lento del que uno gustaría. Pero no todo en este segundo capitulo son sólidos. A lo largo de la historia presenta varios elementos que no tienen revolución y que son claramente para la tercera –no es necesariamente malo, pero si algo frustrante-. La introducción de Boba Fett y Lando es cadente de creatividad y muy pie de la letra para cumplir. Al mismo tiempo la historia presenta a Han bajo peligro constante de cazarrecompensas, esto funciona y creíble por un tiempo pero eventualmente todo se vuelve muy dibujo animado y se pierde el interés por ese aspecto. Para concluir el final por más bien construido que esté, no es creíble y no va con el personaje. La historia espera que nos creamos que los criminales de Nal Hutta se unen para luchar contra el Imperio y Han “liderando”, conociendo al personaje de Han y su forma de ser, esto no tiene sentido y va en contra de los elementos “establecidos” del personaje.

LEER  May the 4th Be With You: Cuatro recomendaciones para ver y conocer el fenómeno Star Wars en profundidad

La novela triunfa verdaderamente en el desarrollo del mundo criminal, de Nal Hutta y su relación con el Imperio. Todo esto hace que la obra se sienta una película de gangsters mientras que la historia de Han un western. Este mix le brinda mucha actitud a la novela y la historia que cuenta. La Maniobra Hutt es un sólido segundo capítulo de la trilogía, no cuenta con la misma solidez de la primera, pero deja algo armado interesante para el tercer acto.