Se lanzó el tráiler de la tercera película protagonizada por Keanu Reeves, esta vez deberá escapar de una legión de asesinos que buscan su cabeza y para palpitar la persecución, te presentamos algunas películas con su estilo.

John Wick, el feroz sicario que nos enamoró por su cariño a los animales y su letalidad ingeniosa para exterminar la vida humana, volverá a intentar huir de su pasado. La trama se sitúa luego de matar en un lugar que no debía, despertando el interés de varios asesinos y asesinas que quieren cobrar esos jugosos 14 millones de dólares ¿Hay otros personajes en el cine que se encontraron en un “todos contra el mundo”?  Sacá el lápiz del cráneo de tu enemigo y tomá nota en este nuevo Gimme Five de EL LADO G.

Primero lo primero. John Wick 3: Parabellum, dirigida por Chad Stahelski, se estrena el próximo 23 de mayo y cuenta con un reparto muy variado, donde se destacarán las actuaciones de Ian McShane, Laurence Fishburne, John Leguizamo, además de agregar a sus filas a Mark Dacascos, Anjelica Huston y a la ganadora del Oscar por Monster’s Ball (2001) Halle Berry (Tormenta en X-Men). Ya en el tráiler podemos observar las icónicas escenas de acción (con perros), donde los enemigos aparecen de a montones solamente para ocupar lugar en la morgue.

Las muertes que produjo “Baga Yaga” recaudaron en taquilla un total de 260 millones de dólares, mostrando un universo muy rico de explorar (y explotar monetariamente). Se prevé una serie para seguir profundizando este enigmático circulo que oculta el Hotel Continental. Pero para prepararnos mentalmente, les presentamos algunos largometrajes que transmiten una filosofía: “Si quieres paz, prepárate para la guerra”.

WANTED (2008)

Wesley Gibson (James McAvoy) es un perdedor que trabaja en una oficina gris, sin nada de emoción. Pero un día Fox (Angelina Jolie) lo salva de un tiroteo y le dice que su padre pertenecía a un gremio de asesinos llamado La Fraternidad, la cual se guía a través de un telar místico. Tendrá que reemplazar a su progenitor, porque tiene unas habilidades innatas para matar y ser el vengador perfecto. Está inspirada del comic con el mismo nombre creado por Mark Millar, conocido por su trabajo en Marvel con Civil War.

ATOMIC BLONDE (2017)

El término “Femme Fatale” era usado para etiquetar a la mujer que usaba su atractivo como señuelo, manipulando a cualquier incauto o incauta. Este termino quedó arcaico y la única fatal es Lorraine Broughton, interpretada por Charlize Theron. Una agente encubierta del MI6 es enviada a Berlin durante la Guerra Fría para investigar un asesinato, en medio de un conflicto político, al mismo tiempo que tendrá que recuperar una lista codiciada por varios países. Nada mejor que un repertorio de música ochentosa y planos secuencia que demuestran calidad en las coreografías de ejecución. No es casualidad que nos recuerde a John Wick, porque el director de Atomic Blonde es David Leitch, quien participó en la producción de la secuela.

THE EQUALIZER (2014)

Denzel Washington es un actor todo terreno. Las historias en cuales participan te pueden emocionar e impactar , desde El libro de los secretos (2010) hasta El hombre en llamas (2004). Pero encarnar Robert McCall fue la labor que más balas le hizo gastar. El ex agente del gobierno se ve en la necesidad de ayudar a Teri, una joven que está bajo el control de gánsteres rusos. Es así como reanima el sentido de justicia.

DREDD (2012)

Justamente, en una ciudad distópica, donde habita el caos, existe una fuerza que actúa como juez, jurado y verdugo. Dredd, el oficial incorrompible,  está atrapado en un edificio controlado por Ma-Ma, una narcotraficante que tiene en sus filas a cientos de pandilleros. No habrá más alternativa que abrirse fuego por los laberinticos pasillos. Se inspirada en una serie de historietas británicas y sirve como tributo a la película 1995 protagonizada por Sylvester Stallone.

NIKITA (1990)

El cine francés tiene ese “no sé qué”. Nikita (Anne Parillaud) es una asesina por naturaleza, pero está tras las rejas, condenada a cadena perpetua. El gobierno descubre un potencial y la entrena, convirtiéndola en su mercenaria por excelencia, a cambio de su libertad. Antes de eso deberá luchar con su adicción a las drogas y con la tentación de tener una relación en medio de su doble vida. Parillaud pudo hacerse del premio César en 1991 a mejor actriz y el film, gracias a su éxito, tuvo varias versiones en formato serie.