La nueva película de la saga hizo estallar a las salas de todo el país.

Desde que se estrenó Dragon Ball Super: Broly, los cines argentinos han colapsado de fanáticos que entre grandes y chicos reventaron las salas a lo largo de toda la Argentina. Tanta locura se vio reflejada en los números oficiales una vez terminado el fin de semana del estreno y es que gracias al casi medio millón de espectadores que fueron a ver lo nuevo de Goku y Vegeta, la taquilla nacional registró el mejor fin de semana en años.

Con otro de los estrenos de la semana, como la premiada Spider-Man: Into the Spider-Verse y una firme Wifi Ralph que viene muy encaminada a llegar al millón de espectadores en nuestro país, según datos oficiales de Ultracine y Cines Argentinos, se vendieron 925.000 entradas con una mejora del 43% en relación al fin de semana anterior, un 9,8% más que igual fin de semana del año pasado y un 54% más que el mismo del año récord, el 2015.

Esta semana se estrena la conclusión de la saga de superhéroes de M. Night Shyamalan GLASS y una de las secuelas más esperadas de los últimos años CREED II, por lo cual el público adulto llegará con fuerza a las salas argentinas. Al parecer, el plan de estrenar algunas pelis de 2018 en enero le viene funcionando muy bien a las productoras.