La guerra definitivamente ha cambiado, al modo online por lo menos, donde un montón de personas se debaten a muerte mientras huyen de un circulo que se achica. Call Of Duty encontró su fórmula perfecta aprovechando las referencias y mecánicas populares.

Una experiencia que se enfoca al 100 en el modo multijugador y tiene la tarea de recuperar a aquel público que se sentía decepcionado con la saga, porque era demasiado futurista. Black Ops 4 está dedicado a su faceta competitiva siendo un fanservice lleno de guiños de la franquicia, al mismo tiempo que adiciona ciertos aspectos como el Battle Royale y mantiene la esencia clásica en otros como los famosos Zombies ¿Volvió a tener ese factor adictivo?

Estadísticamente nunca lo perdió. Call of Duty cuenta con más de 250 millones de copias vendidas, convirtiéndose en uno de los FPS más importantes de la industria. Sus orígenes se remontan al Medal Of Honor, legendario en PS1, con el estudio llamado 2015 Inc, el cual usó el motor gráfico de Quake III para Allied Assault, despegándose de los típicos pasillos y recreando ambientes más realistas, como el desembarco en Normandía. Pero al momento de hacer otro juego, los desarrolladores tuvieron diferencias con Electronic Arts, quien ya en esos años tenía políticas laborales estrictas. Estas mismas personas se mudaron a Activision, naciendo así el estudio Infinity Ward produciendo juegos que marcarían historia… y hablando de eso.

HISTORIA

Como podrán imaginar es un apartado que casi no se hace presente en el programa, resaltando que las anteriores campañas tenían calidad. Pero de igual forma, aunque será una decepción para viejos usuarios, compensan con el Specialist HQ donde podremos saber el trasfondo de los especialistas que usaremos en el multijugador. La narrativa está contada a través de pequeñas cinemáticas situadas en un futuro cercano, ubicándose entre Black Ops 2 y 3.

En la sección de cuarteles generales podremos practicar para elegir nuestro personaje predilecto y ver con qué armas posee mayor maestría. Para los que les interese aún más los argumentos dentro del juego, pueden ver de manera gratuita los comics en www.callofduty.com, donde tienen un trazo excepcional plasmando buenas escenas de acción, a pesar de estar disponible en inglés.

Esto está inspirado en Rainbow Six y Overwatch, otra tendencia que tienen en los shooters de la actualidad, ya que cada uno de ellos tiene diferentes habilidades especiales, las cuales vas cargando conforme avanza la partida. Esto brinda una ventaja táctica momentánea que va desde ver a través de las paredes, poner barricadas, bombas o tener un perro que asesina a diestra y siniestra. Cada clase se siente con un propósito dentro del escuadrón y esto también se refleja en los demás modos de juego.

JUGABILIDAD

Black Out es lo más novedoso que se incorpora en el título a cargo de Treyarch, agregando el explotado Battle Royale sin desligarse de su toque característico, teniendo una mirada de disparo refinada en primera persona y un trabajo en equipo que será clave para llegar a los primeros puestos. Contamos con lo típico: Tirarse de un paracaídas, aterrizando en los mapas que traen de vuelta lugares icónicos de Black Ops, para recolectar e ir eliminando a otras personas. Están los elementos aleatorios como misiles rastreadores y vehículos que van desde camiones, pasando por motos, autos y helicópteros. Es una experiencia ágil, con armamento balanceado que no tiene nada que envidiarle a PUBG o Fortnite, siendo un poco menos frenético que el clásico competitivo.

Para el multijugador nos encontramos con una apuesta terrestre, sin subirse por las paredes ni dobles saltos mágicos, aunque sigue habiendo verticalidad al mantener una velocidad muy destacable a la hora de correr. Las herramientas atípicas son los poderes de los especialistas, que se cargan paulatinamente y son muy satisfactorios. Cuando recuperamos salud, ya no lo haremos de manera automática esperando un poco, sino que tendremos jeringas que se activaran pulsando un botón. Este modo incluye duelos por equipos, individual, control, atraco, buscar y destruir, entre otros. Sin dudas tiene potencial para las competencias en los esports, recompensando la habilidad.

Y por último, pero no menos importante, están los zombies que sin dudas logran ser los más pintorescos y sangrientos de la saga, con 3 escenarios que son el coliseo romano, el Titanic y la cárcel de Alcatraz. En esta modalidad también podemos hacer gala de diferentes poderes según el protagonista que elijamos y estos serán activados a medida que acumulemos puntos. Los perks pueden llegar a materializar armas pesadas que destruirán oleadas o jefes en segundos, siendo muy personalizables. También podemos crear escudos, mejorar nuestra munición en portales demoniacos y cofres especiales que nos ayudarán en nuestra supervivencia. Es recomendable jugar con amigos por temas de cooperación y organización, además se puede aprovechar la pantalla dividida en el multijugador local.

LO TÉCNICO

Es correcto pero no sobresale. A nivel gráfico, algunos mapas resultan ser en su un poco anticuados teniendo en cuenta otras entregas a esta altura de la generación, salvo en los escenarios ocupados por no muertos, ya que generan un buen ambiente. Los diseños de niveles son variados aunque existe el patrón de un pasillo enorme y distintos caminos alternos para llegar al centro del tiroteo. También las partidas tardan lo suyo en cargar, pero por ahora no presentan bugs considerables, al ser un juego basado completamente en el online. Los que tienen más mimo son los usuarios de PC a quienes Activision les da la posibilidad de optimizar a su gusto bastantes opciones de rendimiento y texturas.

Hay otro cantar en cuanto a los efectos de sonido, con un mix de audio que sobrepasa cualquier otro Black Ops. Disparos a la distancia, pasos y explosiones serán determinantes para poder alzarse con la victoria, así que se recomienda unos buenos auriculares. El soundtrack por otro lado no es memorable desaprovechando tantas modalidades de juego para explorar.

Hay una herramienta de edición de video, la cual tiene muchas opciones de colores, enfoque y suavizado. En general no hay bajones de frames y es fluido en las batallas vertiginosas con una buena respuesta en los mandos. Después de una molesta descarga, se puede tener el juego doblado al español latino con buena calidad y chistes graciosos en el modo Zombies.

CONCLUSIÓN

Un lanzamiento arriesgado por la ausencia de campaña, pero al mismo tiempo seguro, al no innovar demasiado en su multijugador, que coquetea con los «Hero shooters» sin perder su identidad, atrayendo solamente al nuevo público amante del Battle Royale. El dinamismo y las reglas de juego producirán nostalgia para aquellas personas que recuerden los años dorados de Call of Duty, al tener un sistema de combate divertido. La evolución de personaje en base a puntos de experiencia le sienta bien, pero es una pena que el pase de temporada salga 50 dólares. No hay negocio más efectivo que la guerra… excepto los micropagos.

[taq_review]