Estas son las últimas novedades y el trailer gameplay del próximo gran lanzamiento de Rockstar Games.

A lo largo del año tuvimos títulos más que destacables siendo God Of War uno de los mejores recibidos, pero todavía no podemos galardonarlo como el juego del año. Ya salió un nuevo trailer de Red Dead Redemption 2, demostrando que aún no hay un patrón definido en el condado y que al 2018 le quedan algunas balas por disparar.

Rockstar lanzó una probadita de su más reciente trabajo. Recordemos que su anterior gran juego fue en 2013 con Grand Theft Auto V, lanzado para la PS3 y Xbox 360. Si bien los desarrolladores lo trasladaron a las consolas de nueva generación y PC, en escancia seguía siendo el mismo, salvo por el agregado de contenido en el online (como lo nuevo de After Hours). Después del primer anuncio, ya podemos ver un gameplay que demuestra las innovaciones a nivel técnico y de ambiente.

La historia se centra en Arthur Morgan, quien forma parte activa de la banda criminal de Dutch, el ladrón que intentamos cazar en Red Dead Redemption. El primer cometido es cuidar y vigilar a los compañeros como si fueran nuestros hermanos de sangre. Al principio recolectaremos miembros y creceremos en fama, pasando a ser unos ladrones “de mala muerte” a una organización que impone respeto en la tierra salvaje.

Al comenzar podemos escuchar a la narradora que nos cuenta las especificaciones, contextualizando un tiempo donde la “civilización” se enfrentaba con los “forajidos”, una transición previa al primer Redemption. Definitivamente el mundo que nos presenta se ve más vivo, logrando destacar el apartado gráfico reproducido en 4K. En esta fluidez observamos detalles como la iluminación, las físicas de la ropa, el clima y los animales.

Las armas despiden un destello de pólvora al ser disparadas y las nubes oscurecerán algunas zonas mientras que el sol se abre paso. Se mesclarán los climas logrando un acabado realista. Otro detalle conectado a este aspecto son las marcas de barro que aparecerán a medida que avancemos. El equipaje hace pensar que no tendremos tantas armas encima, sino que también usaremos nuestro caballo, y trasladaremos campamentos junto a nuestra banda de delincuentes.

Los elementos clásicos que aparecen son el mapa redondeado, señalando las misiones en amarillo, los caminos altos que sobresalen y el poker de mesa. El característico Dead Eye tiene un cambio, en vez de disparar todo junto al final, vamos a ir bajando a los enemigos uno por uno. Lo que se nota son más animales, los cuales serán nuestro alimento en las excursiones o posiblemente nuestra perdición, ya que también aparecen otros venenosos.

Se hace énfasis en la relación que tengamos con nuestros compañeros de aventura, ya que podemos descubrir tramas nuevas. Con respecto a este tema, sin duda sorprendió la aparición de niños, algo que nunca había hecho Rockstar (sin contar el videojuego de Bully).

Robar trenes, bancos, cantar en la noche alrededor de una fogata, escuchar cuentos o anécdotas junto a nuestra familia, será vital para ampliar el vínculo con los personajes. Se ven sucesos mas aleatorios que cambiaran la historia principal, plasmando una narrativa que está en constante movimiento. Y por último, como curiosidad, en un momento parece ser que vemos al físico Nikola Tesla jugando con unas bobinas eléctricas. Quizá sea un alivio cómico como lo fue el vendedor de tónicos en la anterior entrega.

La compañía nipona de Capcom dejó escapar en 2003 a una saga que ahora se ha convertido en un éxito rotundo por parte de Rockstar. Desde 2004, con Red Dead Revolver, los creadores del GTA demostraron calidad representando las aventuras de los cowboys. Esta nueva entrega verá la luz el próximo 28 de octubre para las consolas PlayStation 4 y Xbox One. Será entonces que veremos quien es el mejor pistolero del Lejano Oeste.