Los héroes más divertidos y adorables, se encuentran frente a la misión de sus vidas: protagonizar su propia película.

Cuando en 2011 Cartoon Network anunciaba que la serie de los Jóvenes Titanes sería cancelada, un gran vacío se sintió en una gran parte de los fans de DC Comics que habían encontrado en aquella serie, el balance perfecto de oscuridad y humor que en la mayoría de los comics de este grupo de sidekicks, otorgaba en grandes cantidades. Durante muchas tardes, miles y miles de chicos aún no familiarizados al 100% con los héroes, encontraron en Robin, Cyborg, Raven, Beastboy y Starfire, la dosis necesaria de todo lo que hoy por hoy, es tan mainstream y tan global.

Bajo el nombre de Los Jóvenes Titanes En Acción! (Teen Titans Go!), esta nueva serie se estrenó en medio de polémicas y un rechazo general que se plasmó mundialmente en las redes sociales. Este nuevo formato de serie, muestra las aventuras más cotidianas de los Titans al mejor estilo sitcom. Con más humor físico y un tanto mas «simplón», fue un éxito tremendo para el público infantil y un buen acompañamiento para sus hermanos más grandes, que seguían lamentando la cancelación de su serie predecesora. A medida que fueron pasando los capítulos y las temporadas, la aceptación del público empezó a crecer y aún más fanáticos de DC empezaron a descubrir que estos héroes, también podían ser sarcásticos y duros, dentro de un contexto visual y narrativo más apuntado para los más chicos. Con constantes guiños y constantes burlas al universo DC, el dolor de la serie del 2003 cicatrizó y se convirtió en un furor totalmente.

LEER  Naomi Primera Temporada: La nueva poderosa en las viñetas de DC Comics

Tal fue el éxito que lograron, que ahora tienen su propia película en las pantallas de todo el mundo. Casi que burlándose de ellos mismos, Los Jóvenes Titanes deberán enfrentar una misión que parece imposible. Mientras que el resto de los superhéroes tienen sus franquicias y películas en solitario, los sidekicks quieren ser los protagonistas de su propia aventura hollywodense. En el medio, Slade/Deathstroke intentará hacer de las suyas para apoderarse del mundo.

Lleno de acción, humor comiquero, ironías y burlas a la industria cinematográfica en general, Teen Titans Go! to the Movies llega para demostrarles hasta a los mas acérrimos defensores de la oscuridad, que hasta el producto más colorido puede ser efectivo, si tiene alguien que lo comande detrás. Peter Rida Michail y Aaron Horvath son los directores detrás de esta película y también son los responsables de la serie, con lo cuál el estilo es el mismo y tranquilamente podría tratarse de un capitulo especial de larga duración.

El humor, factor fundamental en esta obra, es de lo mejor junto con las constantes referencias al género. Mezclando estos dos ítems, si se quiere puede tomarse como la versión de DC y apta para todo publico de Deadpool (2015). Atravesando la cuarta pared en varias ocasiones y desafiando cualquier tipo limites, los Titanes aprovechan su aventura animada para romper con todos los esquemas. Con un guión solido pero previsible, todos los protagonistas tienen sus momentos para lucir. Si bien el gran foco está puesto en Robin y sus ganas de ser famoso y reconocido como un gran superhéroe, los demás personajes saben que rol deben cumplir y lo hacen de una manera brillante.

LEER  Naomi Primera Temporada: La nueva poderosa en las viñetas de DC Comics

No debe haber mejor plan que ir a ver esta película y más teniendo en cuenta que son las vacaciones de invierno. Un film que dejará conforme a todos aquellos que conocen la serie, los que amaban la anterior, los que prefieren la oscuridad en DC Films y para los que desconocen la mitología DC, puede ser el primer gran paso hacía un mundo lleno de aventuras.

[taq_review]