Al ratón no le tembló el pulso para despedir a uno de sus directores estrellas.

Noticia que sacude al universo cinematográfico de Marvel, sin dudas. James Gunn, responsables de la saga Guardians of the Galaxy fue despedido por Disney, debido a unos antiguos tweets en donde se manifestaba de forma ofensiva sobre pedofilia y violaciones, algo que en Disney no toleraron y automáticamente cortaron todo tipo de relación con el cineasta.

En plena San Diego Comic Con, donde se supone que todo es un clima de fiesta, salieron a la luz tweets de unos ocho años de antigüedad en donde el padre de Groot y sus amigos se mostraba muy diferente a la persona que conocemos actualmente en las redes. Según medios internacionales, este sorpresivo hallazgo se debe a un grupo de figuras conservadoras que salieron a defender al Presidente Trump, uno de los blancos más elegidos del director a la hora de manifestarse en la red social del pajarito azul.

Desde Walt Disney Studios declararon: “La actitud ofensiva y los dichos descubiertos en el feed de Twitter de James son indefendibles e inconsistentes con los valores de nuestro estudio. Hemos cortado nuestra relación de negocios con él”.

Sabiendo lo que se venía, Gunn trató de calmar las aguas de la siguiente manera: “Mucha gente que me ha seguido durante mi carrera sabe que cuando comencé, me veía como un provocador, haciendo películas y diciendo chistes que fuesen indignates o un tabú. Como lo he discutido públicamente en muchas ocasiones, y mientras me he desarrollado como persona, también lo ha hecho mi trabajo y mi humor“.

LEER  La Red de Black Widow: ¿En quién confiar?

El cineasta ya se encontraba embarcado en la escritura y la producción de Guardians of the Galaxy Vol.3, por lo que este inesperado despido puede modificar todos los planes para los héroes galácticos de Marvel Studios.