El héroe de Harlem regresó renovado luego de su presentación en solitario y de su colaboración con los Defenders.

Luke se encuentra más seguro de sí mismo, tiene mucha más responsabilidad y pone por delante de todo, su trabajo como defensor del barrio. Los negocios sucios siguen ahí, las traiciones y una nueva amenaza de Jamaica emerge para enfrentar al hombre a prueba de balas. Sin embargo, Luke le pondrá el pecho nuevamente  a la situación con actitudes cada vez más parecidas a las conocidas por Power Man en los comics. Primer gran punto a favor para esta temporada.

La música sigue siendo uno de los puntos fuertes de esta serie hecha con el corazón. Con una mezcla perfecta entre el hip hop, soul, jazz y reggae jamaiquino, se nota el trabajo y se disfruta el respeto por esta parte de la sociedad neoyorquina en donde influencias como la familia, la música de origen, las amistades y obviamente, la violencia extrema, juegan un rol determinante.

Como si de una fruta se tratase, Luke Cage maduró para bien y presentó una de las mejores temporadas de la asociación entre Netflix y Marvel. No hay dudas de que habrá una tercera temporada, aunque definitivamente será bastante diferente.

Esta nueva temporada cuenta con un total de 13 episodios de un promedio de 60 minutos por capítulo. A diferencia de otras series similares, Netflix encontró en directores audaces la forma de contar una historia, un arco y una aventura de manera pasajera y sin cansar al espectador. Ustedes se darán cuenta con el correr de los episodios, el elevado presupuesto de la serie con efectos especiales que sorprenden, colaboraciones inesperadas, como así también, participaciones de músicos de primer nivel mundial.

LEER  Let There Be Carnage: Los mejores comics del symbiote

Además del regreso de grandes talentos como Mike Colter (Luke Cage), Simone Missick como Misty Knight, Alfre Woodard en el papel de Mariah Stokes, Theo Rossi siendo un impecable Shades y la siempre presente Claire, interpretada por Rosario Dawson, se le suman nuevos actores de gran nivel. Entre ellos, la sorpresa de la temporada, un hombre nacido en Harlem, Mustafa Shakir como Bushmaster. Un villano con motivaciones muy claras y con una actuación digna que vuelve a ratificar un dato para nada menor: las series de Marvel tienen a los mejores antagonistas del MCU. Por último, el lado sentimental se puede vivir con una última actuación del actor Reg E. Cathey, fallecido en febrero de 2018, desempeñándose como el complicado padre del héroe.

En definitiva, a pesar de ser una serie muy resistida por la mayoría de los espectadores promedio de Netflix, la segunda temporada de Luke Cage presenta una maduración interesante para el personaje, pero así también para este producto exclusivo del servicio de streaming más grande del mundo. Así como Black Panther en el cine logró un impacto enorme con el #WakandaForever, llegó el momento de #HarlemForever y la merecida ovación para Luke Cage, el verdadero poder negro.