El jugador estrella de PlayStation está de regreso en exclusiva para la plataforma de Sony. Estos son nuestros primeros comentarios del nuevo God of War.

Luego de una intensa espera, el Dios de la Guerra volvió a PlayStation. God of War presenta un nuevo capítulo de la exitosa saga protagonizada por Kratos, el calvo con el grado de violencia más grande en la historia de los videojuegos. Renovado de look y en todos los aspectos, el esperado título de Santa Monica Studio sin dudas empieza a hacerse lugar entre los mejores lanzamientos del 2018.

Con una tensión de esas que se extrañaban, Kratos encara una nueva aventura acompañado de su hijo Atreus en una desolada y fría locación rodeada de monstruos y amenazas gigantes. Como principal diferencia a los antiguos GOW, Kratos ahora cuenta con un hacha mágica parecida al Mjolnir de Thor y obviamente, sus puños. Esta arma permite al personaje destrozar cuerpos como así también lanzarlas a rivales que se encuentren lejos de nuestro rango de ataque.

Gráficamente no hay palabras que describan el impresionante aspecto visual de este juego. Estamos ante una notoria evolución del personaje que nació en PlayStation 2 y que a trece años de su debut, se presenta en pantalla como una verdadera joya de estos tiempos. El exclusivo que Sony estaba guardando para explotar al máximo su nueva PlayStation 4 Pro es este y sin dudas los usuarios que cuenten con esta consola y una pantalla 4K, podrán disfrutar de un juego que revolucionará su forma de ver el entretenimiento y hará realidad el esperado sentimiento de asombro.

La música cumple un papel fundamental en la experiencia God of War, esta vez compuesta por Bear McCreary, ganador de un Emmy por su trabajo en la serie Da Vinci’s Demons. El compositor en su primera colaboración con la saga, mezcla los reconocidos sonidos de música clásica que acompañaron a este título desde sus comienzos, con voces suaves pero intensas. La banda sonora se amolda a la perfección del juego que es el reflejo de la fría y cruda historia de un padre jodido como Kratos que tiene un propósito a cumplir con su hijo.

Su jugabilidad es intensa, no se pierden segundos entre escenas cinemáticas y la acción real del juego. Tampoco hay demasiadas partes para presionar únicamente los botones que aparece en la pantalla. Ahora se obtiene más control de Kratos y de sus acciones. Si bien la aventura y el guión son bastante lineales, a diferencia de otros GOW, este título es el que más juego en primera persona tiene.

Desde este viernes 20 de abril, God of War se encuentra disponible de manera exclusiva para PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro. El juego es apto para mayores de 18 años, ya que fue calificado como M para adultos.