El primer peso pesado del año es una aventura muy interesante de la saga Far Cry.

Far Cry 5 llega para renovar la franquicia de Ubisoft y para demostrar como serán sus videojuegos de acá en adelante. El título refleja los pensamientos de sus desarrolladores, acertando en que estamos ante una aventura extrema en un mapa amplío en donde todas las decisiones y el recorrido son tomados por el usuario. Así se siente esta nueva entrega de Far Cry, situada en una zona rural de los Estados Unidos, mezclado entre peligrosos residentes armados, zombies y animales salvajes.

Los videojuegos actualmente ocupan un lugar muy importante en la vida cotidiana de las personas y es uno de los entretenimientos más elegidos por los seres humanos para escapar de la realidad. Ubisoft desarrolla un título que permite al jugador perderse por extensas horas en uno de los mapas más completos y complejos desarrollados por la empresa francesa.

El personaje principal es una figura muda en esta salvaje situación que atraviesa Far Cry 5, perdido en un estado dominado por una secta religiosa muy fuerte que maneja un nivel de extrema violencia. La vida de nuestro personaje es lo que mantiene la llama prendida en este juego, donde las relaciones con personas, el equipamiento de armas y hasta el tipo de ropa elegida generan el combo perfecto para la diversión.

Hablando de los detalles técnicos en Far Cry 5, gráficamente cumple con creces en cuanto a las expectativas que genera uno de los denominados AAA. Más allá de los clásicos bugs y errores conocidos en los juegos de Ubisoft como personas atrapadas en superficies de maneras muy extrañas, el resto de los elementos de este increíble juego tiene una recreación muy buena. Desde animales, personas, paisajes o ríos, hasta las hermosas armas que tenemos a disposición. Todo está muy bien y es el detalle especial que brinda una mejor experiencia, así como una delicada copa de cristal lo hace acompañando a la bebida de entretenimiento.

La historia principal del juego no está nada mal. Divertida y entretenida, un poco vacía y cliché en circunstancias, pero entretenida en fin. Un tal Joseph es el profeta de estas tierras, prometiendo la purificación de la raza humana y el nacimiento de una nueva sociedad que asume todos sus pecados. Sus seguidores son personas fuertes, que no recibirán a nuestro personaje de la mejor manera y que siempre estarán siguiendo sus movimientos para meterle un balazo en la cabeza. Por suerte, hay gente que vale la pena en el juego y son las victimas de esta violenta sociedad. Liberando rehenes y ayudando inocentes en misiones de la historia, el jugador irá sumando personal a su escuadrón de recorrido.

Otro de los puntos fuertes de Far Cry 5 es el equipo con el que cuenta el protagonista. Esto va más allá de un bello arsenal de armas. Hablamos de los extras que acompañan, pelean y siguen órdenes. Simplemente son la gloria. Tienen sus pequeños defectos, pero no te van a dejar tirado nunca y cuentan con la habilidad de eliminar a varios sin que movamos un dedo. Las ayudas van desde especialistas en arco y flecha, francotiradores, animales salvajes y contrataciones que uno puede hacer en los pueblos.

El nivel de realismo en las acciones de los habitantes y las actividades que se pueden realizar con total libertad dentro del mapa, es lo que puede llevar a los jugadores a amar este título. Como experiencia personal, si han visto la serie Westworld de HBO, les aseguro que podrán notar algunas similitudes como muchos personajes con diálogos establecidos o acciones repetidas a lo largo del juego.

Es decir, Far Cry 5 es una gran diversión para aquellos amantes del desastre y de las historias sin hilos conductores. El fuerte de este juego se encuentra en la infinidad de acciones y del tiempo consumido sobreviviendo a los tiros o tratando de derribar helicópteros sin ser eliminados. La historia tiene sus fallas y no se toma muy en serio por el tema delicado e interesante que trata, pero también se permite tener muy buenas cinemáticas. Como conclusión final, no nos olvidemos que los videojuegos están para entretener, y este Far Cry tiene mucho de eso.