Marvel adoptó un poco de la mitología nórdica para crear un Avenger que nos hace acordar a Axl Rose en su mejor época.

El MCU (Marvel Cinematic Universe) se tomó su tiempo para forjar una estrategia que incluye personajes de sus cómics, que no sólo son claves, sino que también pertenecen a diferentes partes de la galaxia. ¡Diez años no son nada! Con un popurrí de héroes que vienen de diversos rincones del universo y que intentan ir todos a un mismo punto de encuentro: la preservación de la vida en la Tierra y del resto de los planetas. Hoy toca traer del pasado un poco de la película comiquera Thor estrenada en abril del 2011.

Partamos de la base de que Thor (Chris Hemsworth) no es un hombre, es un semi-dios. Hijo del gran Odín (interpretado por Anthony Hopkins) Rey de Asgard y de los dioses nórdicos. Toda su vida, sus creencias y sus valores se rigen por la mitología nórdica. El Thor adulto que se observa al principio de la película es extremadamente arrogante, cualidad que lo va a acompañar y provocará varios dolores de cabeza. Esta característica, además, logrará que no coincida en varias cosas con su hermano adoptivo Loki (Tom Hiddleston) y con su padre, quien a la larga decide castigar al semi dios por no cumplir sus reglas, especialmente cuando se trata de cuestiones de guerra.

Odín elige un castigo poco usual: exilia a su hijo al planeta Tierra sin su martillo, demostrándole de la peor forma su falta de confianza. Solo aquél que sea merecedor del martillo, lo podrá levantar. Una vez que Thor aterriza estrepitosamente en Nuevo México, comenzará un nuevo rumbo, en el cual conocerá a los humanos, el amor de la mano de la Dra. Jane Foster (Natalie Portman) y con el tiempo se dará cuenta de que su hermano no es quien aparenta ser.

LEER  Prueba gratuita: Marvel's Avengers estará sin costo por unos días en las consolas

La dirección de Kenneth Branagh no destaca demasiado, pero se acepta por el simple hecho de que es una introducción. Los efectos están bien utilizados, especialmente con Asgard y la visión que se obtiene del resto del universo. El empleo de algunos actores destacados en la industria  fue una apuesta solemne y es una lástima que esto no ayudara demasiado  a la hora de buscar cómo deslumbrar el guión de la trama.

A pesar de que esta película es una de las menos taquilleras del universo MCU, es una de las piezas maestras que fueron hechas para darle pie al primer film de los Avengers. Nadie esperaba que el personaje de Loki se hiciera tan reconocido y tan adorado por los fanáticos. Es indudable que Mr. Hiddleston hizo y sigue haciendo actualmente un trabajo increíble y es uno de los villanos más amados del universo cinematográfico de Marvel.

Se siente nostálgico recordar los comienzos del MCU. El análisis de cada uno de los films que componen esta década, refresca la memoria y devuelve un poco de esa niñez que está tardando en desaparecer, gracias a esta nueva generación de superhéroes que pisa fuerte.