Tras su victoria contra el Inquisidor y habiendo desplegado su mensaje de rebelión en Lothal, los rebeldes enfrentarán a un enemigo siniestro que los expulsará del sistema.

Expandiendo lo establecido en la primera temporada, la segunda temporada de Rebels continua en donde dejó la predecesora y trae a escena a Darth Vader, recordando que no se jode con este Sith Lord.

La temporada desarrolla la historia de todos sus personajes, brindando uno o dos capítulos personales a cada uno de ellos, permitiendo conocerlos un poco más. Desde Zeb con una misión de salvar a su especie, Kanan lidiando con ser un maestro y teniendo un cargo militar, Sabine cruzándose con viejas amistades, Ezra con una aventura de piratas, hasta Chopper tiene capítulo propio.

La segunda temporada de Rebels se siente mucho como un hermano espiritual o una “secuela” a The Clone Wars. Trae de regreso a varios personajes de esa serie, entre ellos Rex, Ahsoka y Hondo, continuando y expandiendo su historia, con algunos teniendo su merecido final. Y como la temporada pasada trajo a Lando (presente en esta segunda) esta nos trae a la querida Princesa Leia en su juventud, una aparición breve pero significativa.

Esta temporada no solo trae a viejos conocidos, sino que presenta a los nuevos villanos la Séptima Hermana y el Quinto Hermano, dos nuevos inquisidores encargados de cazar a Kanan y Ezra bajo las ordenes de Vader. Son villanos de turno unidimensionales, buen diseño y proporcionan algunas escenas muy copadas, siendo sirvientes de Vader. Y hablando del Sith Lord, su participación en esta temporada es pequeña pero memorable, cada una de sus apariciones está perfectamente utilizada y en ningún segundo se denigra al personaje. Es un Vader en sus años de gloria, fuerte, brutal, despiadado y calculador zarandea a dos Jedi como si fueran nada y nadie puede hacer nada para pararlo –todo con la magnífica voz de James Earl Jones-.

LEER  May the 4th Be With You: Cuatro recomendaciones para ver y conocer el fenómeno Star Wars en profundidad

Se incrementa la cantidad de capítulos con respecto a la anterior temporada, pero al igual que en la primera, ninguno (por más infantil que parezca) es de relleno. Todos son parte de la historia y del arco general de la temporada. Pero como dijimos antes, hay un par de capítulos infantiles, y a su vez capítulos sorpresivos y muy creativos que expanden el universo de una manera hermosa.

Mencionamos anteriormente que Rebels es un hermano espiritual de The Clone Wars tanto que llega al punto de prestar tramas de la serie, como la de unos Sith Lord secuestrando bebes sensibles a la Fuerza.

El mayor triunfo de esta temporada, junto al inicio, es el final con un episodio doble cargado de grositud y gloria. Una mirada al pasado del universo, un enfrentamiento lleno de sables luz, el regreso del villano que se reúsa a morir y un duelo emotivo entre Darth Vader y Ahsoka.

Todos esto los dejará con la boca abierta y deseando ver la tercera temporada inmediatamente. No será tan sólida como la temporada anterior, pero tiene más fuerza.