Continuando la cancelación de The Clone Wars, Lucasfilms adaptó ocho capítulos no producidos de la serie en un libro.

El concejo Jedi toma la decisión de asesinar al Conde Dooku, una acción que va en contra del código Jedi. Para realizar esta misión es elegido el maestro Quinlan Vos y la compañía de la antigua asesina del Conde Asajj Ventress. Estos dos tendrán que aprender a trabajar juntos para completar su misión.

Christie Golden es la encargada en adaptar estos capítulos en una novela y hace un trabajo excelente. Es dinámica, atrapante e increíblemente llevadera. Su obra enfocada al 100% en los personajes y sus relaciones, principalmente entre Vos y Ventress. Los momentos íntimos entre ellos, tratando de aprender uno del otro y conociéndose en profundidad es la mayor fortaleza de esta novela. La misma no es escasa en escenas de acción, son muy reminiscentes a las de la serie animada a medida que las leemos uno es instantáneamente transportado al mundo animado.

La mayor fortaleza de Dark Disciple es uno de los elementos presentes en el fondo. Es la exploración moral de consejo Jedi por decidid el asesinato de una persona, las cuestiones que implica y las repercusiones para el consejo por haber tomado la misma.

Esa y Asajj entrenando a Quinlan en los caminos de las Nightsisters y su conexión al lado oscuro, es otra de las grandes fuerzas de la novela. Comprendemos la conexión a la fuerza de las Nightsisters y su relación con ella, no es simplemente hechicería él y lado oscuro, es algo más cerca del balance con la naturaleza que otra cosa.

Dark Deciple no cuenta con una narrativa particularmente fuerte, en aspectos generales es un poco predecible, pero esta no quita mérito al entretenimiento de la misma. Cuenta con el espíritu de The Clone Wars y nos brinda un cierre para uno de los personajes más icónicos de la serie (Asajj Ventress).

Una lectura sorpresivamente entretenida y llevadera.