La trilogía cinematográfica basada en los libros distópicos del escritor norteamericano James Dashner, llega a su fin el jueves 25 de enero.

Dirigida por Wes Ball, la historia llega a su punto cúlmine manteniendo al mismo director y a los mismos actores principales: Dylan O’Brien (Teen Wolf) encarnando al protagonista principal llamado Thomas, Kaya Scodelario (Skins) dándole vida a Teresa y Thomas Brodie-Sangster (Love Actually) interpretando a Newt.

CRUEL es una organización que encerró a un grupo de jóvenes en un predio con un laberinto y los dejó totalmente solos para que sobrevivan en Correr o Morir. En Prueba de Fuego, aquellos jóvenes que lograron escapar del laberinto se vieron envueltos en una prueba más: el desierto. Donde el juego de las lealtades estuvo a flor de piel y pudieron entender un poco más qué es aquella extraña enfermedad que acecha al mundo que creían conocer.

En La cura mortal llega la hora decisiva: la prueba final. Thomas estuvo recaudando información y está decidido a encontrar una cura para poder salvar a sus compañeros, tarea que no será nada fácil, incluso con sus nuevos aliados. Quedan aún muchas incertidumbres latentes y el reloj no corre a favor del bando favorito.

¿CRUEL es bueno? En esta tercera y última película todos encontrarán la respuesta a esta gran incertidumbre. ¿Habrá llegado la hora en la que las mentiras por fin terminen? ¿Se conocerá la gran verdad detrás del proyecto científico? A partir de 25 de enero en los mejores cines.