Ya se encuentra disponible la nueva temporada de Easy, del creador, director y guionista Jon Swanberg.

La primera parte de la serie se basó en capítulos sin relación directa entre ellos. Sólo se repetía algún personaje de vez en cuando pero sin entrelazarse con la historia de cada intérprete. Contó con 8 capitulos de 30 minutos cada uno, siendo cortometrajes prácticamente independientes. En ellos trataba temáticas como el amor, la vejez, el trabajo, la fama, el sexo y el género. Tuvo muchísimo éxito por la forma de narrar hechos que empatizan con todos, además de su simpleza y belleza visual.

La segunda entrega no se queda atrás y va aún más allá. También tiene 8 capitulos de la misma duración. Ésta vez retoma algunas de las historias anteriores para contarnos más o desde otro punto de vista (podemos ver de nuevo a los cerveceros en acción con Dave Franco a la cabeza, también a la pareja adulta que busca revivir el fuego, al escritor/dibujante autobiográfico, a la niñera que usa Tinder y al noviazgo entre las dos chicas).

También genera nuevas historias de vida muy interesantes donde vemos como una hija se rebela ante sus padres dentro de una clase social alta, una prostituta vip que disfruta de su trabajo, un comediante que a su vez trabaja en Uber y un grupo de vecinos que persiguen a un supuesto ladrón de encomiendas.

Lo más interesante de Easy es como pone en tela de juicio las acciones humanas en diferentes situaciones. Está tan bien escrita que en ningún momento se pone en duda la credibilidad. Las actuaciones son increíbles como la elección de planos y los movimientos de cámara.

No teme en caer en el tabú que genera el sexo y lo refleja explícitamente en pantalla. Se la juega constantemente con el fin de poder abrir mentes y se acaben muchos de los prejuicios cotidianos, o por lo menos se pongan en discusión.

Easy es el tipo de serie necesaria. Que se deja ver, que te hace reflexionar conceptos que se creen fijados y que deja abiertas las puertas para la discusión sobre los paradigmas con los que lidia la gente a diario.

Dato de color: la pareja mexicana de la primera temporada que intenta tener un hijo, aparece en un cameo con el conductor de Uber. Está con su bebé ¿Será de la pareja o del amigo? Se espera una tercera temporada donde continúen esta historia.

No se pierdan de Easy, es una genialidad entre tanto para ver, que sólo dura media hora. Está disponible en Netflix.