Estuvimos en la octava edición de Crack Bang Boom en Rosario con la presencia de Frank Miller, Brian Azzarello y miles de personas que hicieron posible un verdadero festival de la historieta.

Ya han pasado algunos días desde el cierre oficial de la #CBB8. Eduardo Risso y la organización del evento despidieron uno de los años más grandes de la convención con la presencia de Frank Miller, los invitados nacionales y algunos presentes que fueron los últimos en despedirse del centro de convenciones de Rosario.

Detrás de eso hubo una seguidilla de días impresionantes a puro arte, adrenalina y fiesta, como si de un festival de música se tratara. No hubo ninguna banda de rock presente, solo un tal Frank Miller, un calvo malhumorado y picante llamado Brian Azzarello y además, toneladas de magia en forma de comics, figuras, dibujos y disfraces. Por segundo año consecutivo estuvimos presentes en todos los días de la Crack Bang Boom y por eso te contaremos brevemente cómo se vivió esta nueva experiencia con los ojos de EL LADO G.

DÍA UNO: JUEVES, UN POCO DE ROCK DE OHIO

Siempre se dice que el primer día en la Crack es bastante tranquilo. Esta no fue la ocasión. Desde el primer día nos encontramos con Brian Azzarello, uno de los artistas internacionales invitados, quien ya venía por segunda ocasión a Rosario. El colaborador y amigo de Eduardo Risso estuvo firmando comics, regalando las primeras sonrisas para los fanáticos.

DÍA DOS: VIERNES, LA LLEGADA DE DIOS

El trabajo en conjunto entre la convención y la municipalidad de Rosario funcionó a la perfección. 750 personas fueron bendecidas con un ticket gratuito para asistir a la primera charla oficial de Frank Miller. Desde muy temprano, con un día gris y lluvia, la manzana que rodea el Teatro La Comedia de Rosario se vio invadida por un público comiquero que madrugó por entradas para uno de los momentos más fuertes de esta edición de Crack Bang Boom. Frank Miller se presentó en un colmado teatro ante un público que disfrutó del primer íntimo con la leyenda del comic. Primer ovación y momento emotivo del artista. Ese mismo viernes por la tarde, también estuvo regalando firmas en el centro de convenciones. Locura total por la llegada de Dios.

DÍA TRES: SÁBADO, LA RAZA SUPERIOR

Como nunca, el galpón de la música del centro de convenciones instaló tribunas y quitó las sillas que normalmente se encuentran en las charlas del evento. En la previa de la presentación del panel de DK3, el lugar parecía Woodstock, todos sentados en el piso aguardando por la llegada de la elite comiquera. Lo transmitimos en vivo por Twitter, el publico recibió a Frank Miller, Brian Azzarello y Eduardo Risso de pie y similar a un recital de rock. Los artistas regalaron un charla hermosa con mucho humor y muy buenas anécdotas, siempre acompañadas con una sonrisa de FM. Fuimos muy felices.

DÍA CUATRO: DOMINGO, SOLO QUEDABA DISFRUTAR 

La convención terminaba a puro sol y con clima de verano. La costa del Río Paraná abrazó al público que se mezcló entre los fanáticos de la historieta y la gente de Rosario que fue a disfrutar del gran festival que regalaba su hermosa ciudad. Cosplays de impresionante nivel como Las Tortugas Ninjas de Michael Bay, Iron Man en versión Hulkbuster o los protagonistas de la segunda temporada de Marvel’s Daredevil, para citar algunos ejemplos, colmaron el lugar y todos disfrutaron del impresionante desfile de cosplays que contó con versiones para niños y adultos. Muchos también aprovecharon para rematar compras que quedaban pendientes o liquidar sus ahorros en comics.

EN RESUMEN: ¡GRACIAS TOTALES!

Charlas con artistas internacionales, eventos en teatros, firmas de comics, nuevas amistades, entrevistas y lo que se imaginen, todo de manera gratuita. En tiempos en donde la economía del país no es la mejor, que haya este tipo de eventos con actividades que fomentan la cultura y nos dejan experiencias muy positivas, es algo para destacar y agradecer.

Sigan atentos a nuestra web y a #ELGRadio para seguir leyendo artículos, entrevistas y más detalles relacionados a la octava edición de Crack Bang Boom.