El primero de septiembre sale al mercado uno de los juegos más esperados de los últimos años. Aclamado por la prensa especializada, ya con el mote puesto de juego del año por algunos, está en la boca de todos. Con varias horas de gameplay encima te brindamos las primeras impresiones de la nueva obra de Hideo Kojima. ¿Será su pieza maestra definitiva?

Por @FranjQuiroga

The man who sold the world

Si damos un vistazo a lo largo de la gran historia que ha creado el diseñador y escritor japonés podemos descubrir sin mucho esfuerzo –y si sos fan de la franquicia- como aquellos increíbles relatos que escuchábamos en el Codec del Metal Gear Solid, para PsOne, se han materializado –poligonalizado- en una maravilla visual. Sí, maravilla. Imposible no quedar boquiabierto ante ciertas situaciones que pasan delante de nuestros ojos en el prólogo de The Phantom Pain, el mejor recibimiento después de siete años.

Con sus dos grandes arcos argumentales ubicados en distintas épocas, uno protagonizado por Solid Snake desde los años 90´ hasta nuestros tiempos (MG Solid Snake, MGS II Sons of Liberty y MG Solid IV Guns of the Patriots); y la otra por la leyenda antibélica Big Boss, desde mediados de los años 60´ hasta los 80´ (MGS III Snake Eater, MGS Portable Ops, MGS Peace Walker, MGS V Ground Zeroes y, el que nos convoca, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain),  la saga ha marcado un hito dentro de la historia de los videojuegos y, si sos de aquellos que creen que la industria del videogame es un nuevo arte, fuera de ella.

1402385482-2

Sin la necesidad de caer en spoilers, completar el primer capítulo de la obra definitiva de Hideo quita cualquier duda acerca de si era necesario el criticado, por su corta duración, Ground Zeroes para las consolas de la anterior generación. Con un gameplay y cinemáticas dirigidas como la ostia –hay un plano secuencia que te vuela la peluca- logran conectar el intenso final del último juego con la casi década que Snake ha pasado en coma.

Metal-Gear-Solid-5-The-Phantom-Pain

La versión Day One Edition trae ciertos ítems extras, entre ellos un elemento indispensable en las operaciones tácticas de espionaje: nuestra querida caja

 

The Mother Base

La primera innovación destacable en el sistema de juego es la llamada Base Madre. Una plataforma petrolera en el medio del océano que sirve de centro de operaciones de los Diamond Dogs, la reorganización de los Militaires Sans Frontieres (Soldados Sin Fronteras), el grupo de soldados independientes de cualquier Estado, comandados por Big Boss junto a Ocelot y Miller. En este lugar es de donde viajas a las diferentes misiones y administras tus recursos: equipamiento, armas, personal, compañeros, etc.

MGSV-The-Phantom-Pain-Mother-Base

¿Cómo funciona esto? En las misiones, que transcurren en Afganistán a modo de mundo abierto, podemos “extraer” recursos, prisioneros y soldados para que se unan a tus fuerzas. Esto se hace mediante un sistema de paracaídas y mini globos aerostáticos.  Los recursos (metales, hierbas, medicamentos) servirán para mejorar tu equipamiento, el personal por su parte va a cumplir diferentes objetivos: si extraes un intérprete te ayudará a traducir a las personas que interrogas durante la misión, si es un ingeniero habilitará nuevas mejoras no disponibles anteriormente, etc. A la vez todas estas personas que forman parte de tu ejercito personal pueden ir mejorando sus habilidades, dándote la posibilidad de cambiarlos de puesto o hasta de despedirlos.

en_postimageSos el líder y vos manejas tu equipo

Todo ello afectará tu mejor desempeño y las diferentes alternativas para completar las misiones, a las que podes acceder mediante el iDroid, un dispositivo que servirá para identificar tu posición en el mapa, los puntos de interés, así como la administración de todo lo concerniente a la Mother Base. A medida que avances en recursos y personal, podrás ir construyendo nuevos sectores de la Base Madre: enfermería, ingeniería, unidad de combate. Una vez hecho esto podes utilizar, por ejemplo, una unidad de combate para que realicen misiones de poco riesgo mientras vos te enfocas en algo más importante.

Jugabilidad

Lo que distingue a los Metal Gear de cualquier otro producto en el mercado es su modo stealth, sin lugar a dudas el mejor que se ha realizado, en este tema Kojima siempre la tuvo atada. En esta ocasión no contamos con el camuflaje del Snake Eater, pero si podemos cambiar el atuendo para acomodarnos a las circunstancias. Por otro lado el sistema de apoyarse en las paredes y asomarse en las esquinas es el mejor empleado hasta ahora, dando la posibilidad de hacer un zoom para identificar enemigos, también contamos con el brazo biónico de Boss con el que podemos hacer un sonido que atrae a los enemigos hacía tu posición. Nos podemos mover con mucha facilidad hasta por lugares cerrados,  correr y tirarnos detrás de matorrales o cajas, todo lo que caracteriza a la saga llevado a su máxima expresión, poder subir una escalera caracol mientras cambiamos de perfil apuntando hacía arriba sin que la cámara moleste nuestra visión demuestra que han pulido muchos estos detalles.

Y si no son tan habilidoso o no estás acostumbrado a este modo de juego, contás con una alternativa que “facilitara” las cosas, pero te dejará en ridículo. Se trata de un sombrero con forma de  cabeza de pollo con el cual los enemigos no podrán identificarte rápidamente aunque te tengan en frente. Queda en tus manos ser un verdadero Big Boss o una gallina.

c0af6adf-0016-4926-bc9a-447b755f6005-620x372

Históricamente lo que no ha sido desarrollado al mismo nivel que el modo stealth, era el modo combate. Ok, esto cambió. Cámara sobre el hombre, fluidez a la hora de alternar de armamento, posibilidad de cambiar de perfil a la hora de apuntar lo que es de gran ayuda en lugares cerrados –que sí bien ya se encontraba incorporada, en esta oportunidad funciona mejor-, una joya. Además de la ya clásica pistola tranquilizante, tenemos todo tipo de armamento que irá mejorando a medida que los desarrolles, desde rifles de asalto hasta rifles de francotirador (lo mejor para acertar a un objetivo desde una montaña en el árido paraje en el que nos encontramos esta vez). Aunque claro, como saben aquellos que vienen jugando a los Metal Gear desde los comienzos, atacar de frente no es la mejor opción.  Ser virtuoso es lo que hará que salgas airoso.

Al encontrarnos en un mundo abierto, vamos a tener todo tipo de vehículos para movernos. Una novedad en la saga, si bien ya hemos usados automóviles en otras ocasiones. Nuestro principal compañero, por lo menos al comienzo, será un fiel caballo. El modo de moverse sobre él le pasa el trapo a su principal competidor –que también monta uno- como juego del año. Sobre su lomo podemos apuntar, usar binoculares y hasta ocultarnos colgando de uno de sus lados. Es muy satisfactorio disparar desde tu caballo mientras perseguís un vehículo en movimiento que lleva un rehén que necesitas extraer o hacerlo desde lo alto de una montaña con tu rifle sniper, la elección es tuya.

Fluidez, variedad, gran control del entorno, es lo que caracteriza a la jubabilidad de The Phantom Pain

El lugar donde transcurrirá la historia, por lo menos al comienzo, es Afganistán.  Esto produce que por momento haya tormentas de arena, lo que reducirá tu visión en gran medida, pero también la de tus enemigos. Así que cuando esto ocurra, es el mejor momentos para infiltrarte o acercarte más a tu objetivo sin ser visto, aunque también te jugará en contra si estas tratando de escapar al no poder divisar bien el camino. Además del clima, tenemos como agregado el paso del tiempo. Por lo cual podemos elegir entre cumplir una misión durante las primeras horas del alba o cuando caigan las penumbras, momento en el que habrá menos guardias, por estar durmiendo alguno de ellos, pero mayor vigilancia.

Las primeras veinte horas de juego, con las que se hizo este primer vistazo, debelan un gamplay increíble, variedad y fluidez son las palabras claves. Acompañado con un sistema de desarrollo y mejoras como nunca hubo en  la saga, que al principio parecerá complicado pero que una vez entendido es de fácil manejo, gran utilidad y sobre todo, porque no olvidemos que es un videojuego, divertido. Acompañado de una gran historia, bosses con la profundidad argumental a las que nos tiene acostumbrados los Metal Gear Solid, cinemáticas visualmente perfectas y uno de los mayores protagonistas del mundo gaming, tiene todas las cualidades para ser el juego del año. Y desde acá, dejando de lado el fanatismo, deseamos que lo sea.