Litigios, demandas, escritos, juzgados y todo el microuniverso legal de Marvel llega al Salvatazo de la mano de She-Hulk.

Por @GonzaSolanot

«¿Pero, ser un pez gordo?

No es tan bueno como crees.

En algunos días eso puede ser…

Vacío. Superficial. Sin profundidad.»

2802439-she_hulk__1___page_21

¿Quién diría que uno de los personajes más secundarios de Marvel protagonizaría su propio tomo en esta colección? Shulkie viene para mostrarnos lo que se siente vivir defendiendo la ley desde los juzgados y en defensa de los derechos superhumanos. Así es, a diferencia del abogado ciego Matt Murdock, quien se encarga del bajo mundo de Nueva York, Jennifer Walters tiene la difícil tarea de ordenar los litígios legales de toda la población superheróica de Nueva York.

DS_SheHulk1

Dan Slott, Juan Bobillo y Paul Pelletier toman la posta en esta historia y nos traen un enfoque distinto a todo lo que ya veníamos leyendo veinte tomos atrás. Luego del bajón dramático y trágico que fue el pasado tomo de X-Men, el cambio de aire y tono no sienta para nada mal en esta aventura. Jenn Walters debe malabarear su vida como heroína, su nuevo trabajo en un buffet de abogados especializados en derecho superhumano y un pequeño complejo de inseguridad personal.

Dan Slott es quien tiene la batuta en esta ocasión y demuestra con creces la enorme pasión que tiene para escribir este tipo de historias. No por nada hoy en día es el actual guionista de Spider-Man. Su timing cómico está muy bien empleado, en parte gracias a su vasta experiencia escribiendo cómics de Ren y Stimpy y a su encanto como artista.

becauseimblack

Aunque quizás no sea un gran arquitecto de personajes o situaciones como sí hemos visto en pasadas ocasiones, la verdad es que el objetivo de Slott es tanto hacer disfrutar al lector como a él mismo. Si se busca lo dramático o serio que sí se ha visto en otros tomos no será encontrado aquí. No quiere decir que no se toquen temas serios en determinadas situaciones, de hecho el complejo que She-Hulk tiene con su alter ego Jennifer Walters es de lo más humano que existe. Pero es otro tipo de manejo de los tonos y la priorización de distintos temas.

JNyt1KO

Los lápices de Juan Bobillo resaltan el tono cómico y relajado de la historieta. Con un estilo cartoon y un registro de formas que evita el realismo para darnos a entender el tono y enfoque de lo que se quiere contar. Puede parecer chocante y difícil de digerir a primera vista, pero vale la pena recordar la identidad que quieren construir los autores para el personaje y sus aventuras. Lo único que podría ser reprochable es la horrenda cara de la Mole, la cual está dibujada de una forma bastante original pero para nada acorde con el personaje. Bobillo trata de darle su propio estilo a cada personaje y a veces sale bien, como por ejemplo el traje de Spidey, y otras, como Ben Grimm, no tanto.

She-Hulk-Volume-1-Single-Green-Female-Spidey

En los dos últimos capítulos el arte está manejado por Paul Pelletier, un dibujante con un estilo más dinámico y preparado para la acción. Esto tiene sentido, ya que los últimos números son los que se centran más en peleas superheróicas y sus lápices sientan muy bien, a pesar de que el cambio de estilos sea algo disruptivo. Además contamos con la presencia del ya conocido Adi Granov dibujando unas espléndidas tapas para cada número.

She-Hulk-Volume-1-Single-Green-Female-Action

Ciertamente She-Hulk Verde y Soltera no es una historieta para todo el mundo. Algunos lo tomarán como una lectura amena y hasta otros quizás disgusten del tono. Hay que tomar las cosas como son, si se busca la comedia, aventura y acción, esto vale por lo menos una leída. Sino, hay suficiente material del Salvat para todos los gustos.

2775577-she_hulk_03__lathan_dcp__pg01

Nos leemos en el próximo Salvatazo