El vampiro europeo teme al sol. El vampiro americano solo a las noches sin luna. ¿Raro? Todo es posible para Scott Snyder y Stephen King.

1384725-americanvampire6b

American Vampire 6 (Octubre 2010)

Por @Pocodemucho

American Vampire es otra apuesta del sello Vertigo en este nuevo siglo. Esta vez comienza como la primera incursión del gigante Stephen King en el mundo del comic. Pero solo escribe una historia, sobre conceptos de Scott Snyder. Si, el ahora afamado Snyder de Batman empezó (y es solo una forma de decir) con estos nuevos vampiros. La historia es un recorrido por diferentes décadas y lugares de Estados Unidos. Todo de la mano de este nuevo tipo de vampiros. La serie parte de una premisa brillante, hay muchas y variadas especies de vampiros en el mundo. Y un accidente en el mítico lejano Oeste lleva a la creación de una nueva raza. Skinner Sweet es el primero de los vampiros americanos. Un verdadero bastardo, un forajido que será leyenda. Con nuevos poderes, diferentes de los canónicos que todos conocemos. Por ejemplo su debilidad es el oro, no el ajo. Y tienen mutaciones diferentes. Después el elenco se expande y las historias nos llevarán a Los Angeles en 1925 para conocer a una aspirante de actriz del incipiente cine mudo, Pearl Jones. Luego llegaremos a Las Vegas para ver su transformación de pueblucho a meca del juego. Siempre con revelaciones shockeantes, muertes inesperadas y buenas historias.

Rafael Albuquerque es un artista brasilero. Una verdadera bestia de las viñetas. Su estilo es realista, muy centrado en la figura humana, retaceando fondos a lo pavote. Pero no importa cuando ves las transformaciones que pelan los vampiros, la narrativa ágil que le imprime a los guiones de Snyder, las puestas en página de escenas truculentas y que definen momentos brillantes de oscuridad y desesperación. El horror de la muerte se esconde en los colmillos de estos nuevos vampiros.