A tan solo un mes del lanzamiento de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, uno de los juegos más esperados de este 2015, les presentamos en este Gimme Five los mejores cinco fichines de esta magnífica saga creada por Hideo Kojima.

Por @NahuEscalada

La saga Metal Gear Solid es un clásico del gaming y su protagonista, Snake, un icono. Con más de una docena de títulos en su haber (entre spin off, remasterizaciones, etc.), la franquicia de Konami se ha caracterizado por ser uno de los estandartes en los videojuegos de sigilo al igual que su constante evolución en jugabilidad y desarrollo técnico.

5. Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty (2001)

En pleno auge de la flamante PlayStation 2, Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty venía cargado de mucho hype, básicamente para mostrar el poderío de la consola de Sony y, principalmente, por ser la secuela de MGS. Si bien no es un mal juego, los fans se manifestaron decepcionados ya que el personaje principal no era Snake, sino un desconocido Raiden y tanto la jugabilidad como el nivel técnico era una mejora considerable sobre su antecesor. A pesar de ello, MGS 2: Sons of Liberty es un excelente juego, con una genial historia (que se dividía en dos partes, una jugable con Solid Snake y la otra, que era la mayor parte del juego, con Raiden) y por sobre todas las cosas, entretenido.

metal gear 2

 

4. Metal Gear Solid 4: Guns Of Patriots (2008)

Allá por el 2007, la PlayStation 3 no gozaba del status que hoy en día tiene. Una consola sin títulos y todo a favor para que se considere un fracaso. Pero hubo algo que la salvo y ese algo se llamó Metal Gear Solid 4: Guns of Patriots. La última aventura de Solid Snake, ahora Old Snake, rompió cualquier panorama contra la tercera consola de Sony, ya que mostraba una calidad gráfica y técnica infernal y fue donde por primera vez, se noto el salto de nueva generación. Con una historia pesada y compleja, MGS 4 se caracterizó por tener cinemáticas (muy) largas y una jugabilidad mejor pulida para darle así al jugador más opciones para usar en el sistema CQC.

metal gear 4

 

3. Metal Gear Solid: Peace Walker (2010)

Después de un correcto juego para PSP (el Portable Ops), Kojima lanzo en 2010 el verdadero juego portátil que tenía pensado. Metal Gear Solid: Peace Walker se ubica luego del tercer juego de la franquicia y es aquí donde se empieza a ver el árbol genealógico de la saga y la continuidad de la historia general. Como bien nos tenía acostumbrado el desarrollador nipón, Peace Walker nos ofrece una calidad gráfica excelente (teniendo en cuenta que era para un consola portátil), la continuación de la historia del Big Boss y la novedad del gameplay es que tenía tres formas distintas de manejar al personaje para que el jugador, se adapte de mejor forma a los controles de la PSP. En el 2011, se lanzó la reedición HD de Peace Walker junto a MGS 2: Sons of Liberty y MGS3: Snake Eater, modificando y arreglando la jugabilidad. (Nota: aquellos que tengan pensado jugar MGS V: The Phantom Pain y no tienen conocimiento sobre la saga, es obligatorio que tengan jugado MGS: Peace Walker).

metal peace

 

2. Metal Gear Solid 3: Snake Eater (2004)

Tal vez el mejor juego de todos. Cumpliendo rol de precuela, Metal Gear Solid 3: Snake Eater fue el “verdadero” sucesor del primer MGS. No en cuanto a historia, sino en las novedades de la jugabilidad, que incluía por primera vez un nuevo sistema de juego: el CQC (sistema de lucha cuerpo a cuerpo que ofrecía diversas formas de enfrentarse a uno o más enemigos), el modo supervivencia y camuflaje. En Snake Eater, controlamos por primera vez a Naked Snake quien más adelante seria Big Boss y, como seria marca distintiva de acá en adelante en la saga, Kojima empezaría a intrincarse más en los crímenes de guerra y acontecimientos políticos mundiales.

metal3

 

01. Metal Gear Solid (1998)

La primera obra maestra de Hideo Kojima. Lanzado en 1998, Metal Gear Solid marcaba el uso de los modelos 3D y ampliaba la manera de hacer videojuegos por varios motivos: el guion era digno de una película hollywoodense, el trabajo de voces excepcionales para la época y el curioso recurso de romper la cuarta pared: cuando nos enfrentábamos a Pycho Mantis, este nos pide que apoyemos el control sobre una superficie plana y el pad empieza a moverse “usando” sus poderes psychokineticos (esto sucede gracias a las cualidades del Dualshock). Todas estas particularidades, coloco a Metal Gear Solid y a Solid Snake en lo más alto del mundo fichinero convirtiéndolo en uno de los mejores juegos de la historia y una obligación para todo aquel que juegue videojuegos.

metal 1