En El Lado G nos gusta el arte. Nos gusta Macanudo. Y si, nos gusta Liniers.

macanudouniversalBR

                Editado en 2009 por Ediciones de la Flor.

Por @Pocodemucho

Ricardo Liniers Siri ha creado un universo hermoso con su tira Macanudo. Melancolía, humor sano, muchas (muchísimas) ideas, un toque de absurdo, un enfoque rupturista en algunos diseños de viñetas, un colorido desparpajo, personajes que emocionan y te hacen reflexionar (y alguna vez llorar incluso), más risas y varias sonrisas, todo en el clásico y siempre vigente formato de las tiras cómicas diarias.

documentos-F455-510-490-237

Partiendo de los hombros de gigantes ha creado algo familiarmente nuevo. Tomando mucho de la pionera y fundamental Mafalda (es casi imposible huir de la influencia de Quino, pero esto no es algo malo); varios giros de la imprescindible Calvin & Hobbes del maestro Bill Watterson (tal vez la mejor tira editada jamás); la libertad infinita de la gata, el ratón y un ladrillo en Krazy Kat de George Herriman; el planteo clasicista de Patrick McDonnell y sus animales de todo tipo en Mutts. Y la influencia eterna de la tira de mayor éxito en el mundo conocido: Peanuts. Snoopy, Charlie Brown, Linus, Lucy, Woodstock, Peppermint Patty, toda la pandilla creada por Charles Schulz está en el inconsciente de cualquier artista que haga una tira diaria.

Macanudo comenzó a editarse en el diario La Nación en el año 2002. Se sabe que la mano de su colega humorista gráfica (y bellísima, por cierto) Maitena lo llevó al diario, aunque Liniers ya venía trabajando en una tira anterior, Bonjour. En la misma se respiraba una aire mucho más anárquico y menos ATP que en la subsiguiente Macanudo. Es decir que los chistes eran un poco más zarpados, pero el gérmen del éxito estaba ahí. De hecho varios personajes nacen en Bonjour.

El elenco con el que Liniers juega es ecléctico, muy rico y variado:

Los duendes y sus sombreros altos. Dueños de las situaciones más disparatadas, habitando sueños y llevando magia a su alrededor. Incontables momentos de pura magia vivirás con estos pequeños seres.

images (7)

Enriqueta, Fellini y Madariaga. La niña, el gato y el oso de peluche. Una de las mejores reflexiones sobre ser niño en la era de los omnipresentes celulares y dispositivos electrónicos. Lo cual no quita que sean muy divertidas sus apariciones. Lectora precoz y voraz, niña escritora, Enriqueta disfruta el mundo mientras Fellini la observa y juega con ella. Las ventajas de ser un gato. Y Madariaga mirando todo.

images (9)
macanudo2

 images (5)

Los pinguinos. La Patagonia como telón de fondo de las aventuras de estos adorables pájaros. La fauna del sur buscando divertirse, jugar y pasarla bien en un terreno inhóspito. Y lo logran, llevándonos con risas a acompañarlos.

 images (4)

images (8)

Z-25, el robot sensible. El robot con sentimientos. Cursi al extremo, pero tan humano. Otro hallazgo del autor. Alguna lágrima logra arrancarnos mientras sonreímos al mismo tiempo.

images (1)

El misterioso hombre de negro. Mis palabras no podrán definir al misterio. Está donde no lo esperas, rodeado de su halo de sombras. Callado, con su sombrero como máscara. Genial.

images (1)

Martincito y Olga. El niño y su amigo imaginario. Calvin & Hobbes pasaron a saludar y dijeron que son dos grandes personajes. La soledad de Martincito es mejor con Olga. Todo es mejor con Olga.

images (6)

images (2)

Lorenzo y Teresita. La parejita que es todas las parejitas. Enamorados hasta la médula, aun así a veces no se aguantan. Otra aguda reflexión, esta vez sobre el Amor, la pareja y sus múltiples vicisitudes.

Oliverio la aceituna. Uno de los personajes más sufridos y más graciosos. Sus desventuras son rarísimas. Está condenada a ser comida. Pero va igual. Su enfrentamiento con las aceitunas rellenas con morrón es para colgar en un cuadrito. ¡Son zombies!

El señor que traduce los títulos de películas. Fanático de pocas palabras y expresiones (obsesión, mortal, peligrosa, …de locos, …de locura, por nombrar algunas). Es ese hombre que decide por nosotros lo que debemos ver y entender. Y lo hace mal. Brillante.

La vaca cinéfila. La contrapartida del anterior. La querida vaquita sabe todos los lugares comunes del cine y nos los cuenta. Un catálogo de los clichés del cine moderno. Otra genialidad (y van…).

El coso amarillo y el coso azul. El absurdo y la amistad de dos… cosas. Raros y graciosos en sus bizarras ¿aventuras?

Picasso. Todas esas cosas que podrían haberle pasado al pintor símbolo del arte cubista. O no. Una erudita y muy divertida serie de momentos reales o inventados. No importa, nos reímos de todas formas.

images (3)

Alfio, la Bola Troglodita. Ya desde el nombre te estas riendo. Esto sí que no puedo explicarlo de ninguna forma. Tendrás que leerlo por vos mismo.

Las verdaderas aventuras de Liniers. Aquí el autor reflexiona sobre el arte de contar chistes, sobre la vida, sobre el todo y la nada. Un paso hacia otros rumbos.

images (3)

images (2)

images

Y muchas tiras que no usan a estos personajes pero aun así funcionan. Un humor inteligente, osado e inocente recorre todo Macanudo.

Liniers también es un autor prolífico. Hay muchos libros para buscar y disfrutar. Todos altamente recomendables. Todos pequeñas joyas.

macanudo4 20120117

Entonces estamos ante uno de los comics fundamentales para entender el humor gráfico de Argentina y Latinoamérica. Háganle lugar en la cima que ya habitan para siempre el negro Fontanarrosa, Caloi y Quino. Y los contemporáneos Rep, Gustavo Sala, Maitena y Tute. Liniers es cosa seria.

                                                                             Puntaje: 10