En el universo de los videogames, la vorágine comercial ha producido en masividad gran cantidad de juegos basados en estrenos cinematográficos que han dejado mucho que desear. Pero hay excepciones a esta regla, juegos que  han sabido llevar el espíritu del film al poder de nuestros joystick, he aquí una muestra de ello.

Por @FranjQuiroga

THE WARRIORS

Producido y desarrollado por la ya mítica Rockstar Games para Playstation 2, Xbox y Playstation Portable en el año 2005. Basado en el clásico homónimo de 1979 –que a su vez está basada en la novela escrita por Sol Yurick en 1965-, dirigida por Walter Hill, tiene la característica que su versión cinematográfica es una premonición del estilo de juego beat´em up que se vio unos años más adelante en juegos como Double Dragon o Final Fight: tipos rudos y musculosos repartiendo bifes por las calles de la ciudad.

the-warriors

En el argumento del film podemos ver una New York atestada de bandas callejeras con la particularidad que cada una de estas tienen una vestimenta particular que las identifica. Los Warriors, que son la tropa protagonista y tiene como insignia su ya clásico chaleco rojo, se dirigen a una reunión donde se está planificando la unión de todas las bandas para dominar la ciudad, en el medio del discurso del ideólogo principal, esté es asesinado y los Warriors acusados de tal hecho por el miembro de otra banda rival, por lo que deben volver a su barrio a pie y/o transporte público a través de toda la ciudad, donde son asediados y perseguidos por todas las demás pandillas en busca de una injusta venganza.

BaseballFuries_vice_670

En cuanto al sistema del videojuego, es un acción y aventura en tercera persona”, con unos gráficos acordes para su tiempo y respetado el tronco principal de la historia de la película. Debemos recorrer toda la ciudad, enfrentándonos a muchos grupos de enemigos con combos y agarres, hacer vandalismos para obtener elementos de golpe o mejorar nuestros stats. Ofrece además un modo en dos personas que no defrauda y que divierte mucho si se tiene un grupo de amigos fanáticos de la saga, en el cual podemos completar el modo campaña o una variedad de minigames (destacándose una competencia de graffitis).

Por todo lo expuesto, hay dos cosas que se pueden escapar. Primero, si aún no viste el film, no pierdas tiempo, es un clásico que no ha envejecido para nada. Y por otro lado, si te gusta el estilo de juego y tenes la posibilidad, no dejes pasar la posibilidad de rememorar esta adaptación.