Cuando hablamos de cómics con alguien que no pertenece al maravilloso mundo de las historietas, lo primero que se les viene a la cabeza es: Superman, Batman, La liga de la justicia. Esto no es casualidad, es cierto que la industria de la novela gráfica se ha hecho de una fama gracias a la popularidad de sus personajes que ocupan un lugar importante en la historia del cine y TV.

Por @lapibabarth

Desde “The adventures of Superman” en 1952 o el memorable Batman de Adam West en 1966, las series animadas, las primeras películas con grandes efectos hasta lo más taquillero de hoy como por ejemplo Avengers, han logrado un poco estigmatizar esta idea de los personajes de los cómics y de sus lectores también.

Para el afuera, entonces, los cómics solo hablan de superhéroes y quien consume este tipo de literatura suele ser parte de un grupo limitado con rasgos y forma de ser peculiares.

La realidad es que las historietas comprenden un mar de posibilidades, autores, personajes e historias.

Desde los héroes populares, los “anti-héroes”, los villanos, los mortales hasta los seres de otro mundo han sido escritos, versionados y relatados por un sin fin de escritores, guionistas y artistas que nos presentan día a día una idea nueva, perspectivas que abrazan la política, la filosofía, que nos hacen pensar, sentir y reflexionar. Si, todo esto en un cómic.

 No hay errores, ni cómics buenos ni malos, hay muchas posibilidades  de lectura para cada personalidad y una cantidad innumerable de  obras de arte en cada página.

Hay historietas catalogadas como ATP, como hay otras destinadas a “jóvenes-adultos” (éstas generalmente las encontramos bajo la editorial Vertigo de DC, o en Marvel Knights) Es tan diverso el contenido que podemos encontrar que realmente es ridículo seguir creyendo que el público lector es símil y que forma parte de una minoría.

La idea entonces, es presentar a los personajes que están en la sombra. Los que por algún motivo no han salido de las paginas y que cualquiera de estos podría ser el nuevo personaje preferido de quien esté leyendo esto.

Para abrir esta sección comenzamos con artillería pesada.

De la mano de Vertigo e importado de Inglaterra, Neil Gaiman nos presenta su joya más grande en lo que a novela gráfica se refiere. Nace entonces en 1988 “Sandman” insertándose en el mundo del comic para ser uno de los primeros títulos en abarcar personajes alejados del superhéroe modelo.

Gaiman nos cuenta la historia de Morfeo, el rey de los sueños, y de sus seis hermanos. Cada cual tiene una aptitud especial y una representación antropomórfica muy interesante.

endless_cats

Los llamados eternos, son: Dream, Destiny, Delirium, Despair, Desire , Destruction y no menos importante la mismísima muerte (Death). Todos con D ¿casualidad? No. Algo que podemos ver a través del trabajo de Gaiman es que nada es casual. La idea de estos nombres es que se forme un anagrama de “endless”.

Como mencionamos antes, cada cual tiene características y personalidades que hacen justicia a su nombre.

El rey de los sueños, no es realmente un soñador. Podemos ver una personalidad distante, reservada pero que a lo largo de la historia muestra ser más sensible y afectivo de lo que podríamos imaginar. Podemos verlo incluso, obrando por amor. Es dueño de un reino, de los deseos involuntarios del mundo, de aquello que anhelan o temen y aun así… nos lo presentan como este ser callado, introvertido y que solo dice lo justo y necesario.

La muerte, podríamos imaginárnosla como un ser oscuro como siempre nos la han presentado: de parca y disfrutando llevarse vidas porque si. Sin embargo, Gaiman nos trae a una muerte comprensiva y calida, empática hacia la situación.

Ahora bien, estos dos personajes que son los protagonistas si se quiere decir ya los mencionamos porque no podíamos no hacerlo pero…

¿Quienes son los del fondo?

Por ahora solo hablaremos de Destino, una especie de monje que carga un gran libro cuan Biblia encadenado a su muñeca. Se dice que este libro tiene los eventos del pasado, el futuro y el presente de cada ser del universo. Aconseja e instruye a quienes lo consultan sobre claramente, su destino, pero jamás se lo devela como tal. No revela datos concretos. Propietario de su propio reino, vemos un jardín con senderos interminables, que se cree son los caminos de cada persona y que todos se bifurcan entre sí. Curiosamente este personaje es ciego, lo que podría dar  lugar a la reflexión sobre si realmente tenemos un destino escrito pero que a la vez no hay una visión clara del hecho futuro hasta no vivirlo. O que simplemente el destino todo lo ve, sin necesidad de una representación física de la visión.

Destiny

Morfeo acude a Destino en varias oportunidades cuando la incertidumbre lo supera, cuando busca consejo o consuelo frente a lo que va a suceder o como debe proceder.

Por desgracia Destino no es frecuente en la historieta, lo cual hace que el personaje en cuestión cargue con una cuota de misterio importante.

Aun asi, este personaje se puede ver en otras historietas como “Weird Mystery Tales” donde hizo su primer aparición, y en “The Books of Magic”, autoría del mismísimo Neil Gaiman.

Cabe aclarar que el personaje es creación original  de Marv Wolfman y Bernie Wrightson

Para conseguir Sandman, Books of Magic o demás, te recomendamos visites The Godfather Comics

 

¿Quien será el próximo que saquemos del fondo?