Luego de haber revisitado The Terminator, T2: Judgment Day y T3: Rise of the Machines llegamos a la ultima Retro Review de la saga distópico-futurista mas famosa.

Por @diegui83

Después del comienzo del Juicio Final, los pocos humanos que quedan se refugian en escondites, formando poco a poco una Resistencia que es guiada por una radio bajo la voz de John Connor (Christian Bale). Sin embargo, Connor no es un líder como se predijo. Es un soldado al mando, pero muchos de ellos lo ven como el Mesías Profetizado.

Bryce Dallas Howard como «Kate», la esposa de John Connor (Christian Bale) y Common, como un leal soldado de la Resistencia.

La Resistencia parece tener el arma definitiva para ganar la guerra contra Skynet, cuando por «casualidad» encuentran un pulso electromagnético que logra desactivar a los robots homicidas. La mision, obviamente es encomendada a Connor

Por otra parte, entra en juego Marcus Wright (Sam Worthington), un ser que murió en 2003 y que quince años después aparece con el fin de buscar a la mujer que le hizo donar su cuerpo a la empresa Cyberdyne (luego Skynet). En su viaje se encontrará con un joven Kyle Reese y comenzara su camino a la redención.

El encuentro entre un joven Kyle Reese (Anton Yelchin) y Marcus Wright (Sam Worthington)

Ante el secuestro de Kyle Reese por parte de las maquinas, Marcus emprende el camino para encontrarse con John Connor. Luego de descubrir, desafortunadamente, que el primero es una maquina, la tension entre los dos es tremenda, pero tras el objetivo comun de destruir Skynet, una impensada alianza se gesta entre ellos y así logran su cometido, a pesar de sus diferencias «históricas».

«Que nos define como SERES HUMANOS?»

La pregunta gira en torno a la trama constantemente. Es lo biológico? Es lo mecánico, lo que se nos es implantado? O es la fortaleza de nuestro corazón?

McG venia de dirigir dos películas sobre la serie Los Ángeles de Charlie (Charlie’s Angels)  y se metió de lleno en esta especie de continuación de la saga creada por James Cameron allá por la década del 80. Incluso el propio Cameron le dio consejos de como encarar el proyecto y ya se sabia que no iba a haber viajes ni lineas de tiempo que se cruzarían creando realidades alternas. El eje estaría centrado en la guerra contra las maquinas y como John Connor llega a ganarla.

Mas allá de esto, el personaje de Worthington es el verdadero (anti) héroe de la cinta, un convicto condenado a muerte que busca constantemente la redención y que llega a encontrarla luchando en la guerra para un bando para el que él fue programado a estar en contra. Sus decisiones se basan principalmente en «creer» que es humano. Ni siquiera cuando se le revela que es una maquina lo cree. Por eso la pregunta existencialista que nos hacemos todos esta presente en la película: Que somos?

Terminator: Salvation viene con el bagaje previo de películas como Matrix, quizás por eso no haya pegado tanto el tema de otra guerra del ser humano contra las maquinas, aunque la misma pregunta filosófica de la saga sobre Neo y su mundo virtual se plantea aquí, como nuestras decisiones y acciones nos definen como ser humanos, a pesar de «estar programados» para realizar ciertas tareas especificas.

Cabe destacar que las escenas de acción son espectaculares y de mucho realismo, ademas de los constantes guiños/homenajes a las 3 anteriores (uno de ellos es la aparición del T-800 con el resto de Arnold Schwarzenegger) y casi con ciertos planos calcados.

Si, no llega a ser ninguna de las dos primeras, pero Terminator: Salvation nos da otra visión de la saga y nos hizo olvidar por un momento a la tercera parte, que tan mal le hizo a la saga.