Una misión secreta se lleva a cabo en el Salvatazo de esta semana, ¿O no?

Por @GonzaSolanot

«Van a pestañear,

y van a seguir reglas de diplomacia

que ya nadie respeta…

Y la gente va a morir.»

guerre_segrete_palazzo_in_f

Alguien está armando a los villanos de poca monta de la ciudad de Nueva York. Nick Fury está usando todos sus contactos de S.H.I.E.L.D. para descubrir quién es el que está armando a estos criminales. Cuando todas las pistas apuntan a Latveria y su primer ministro, Lucia Von Bardas, el gobierno de los Estados Unidos se niega a provocar un conflicto internacional con el territorio dominado por el Doctor Doom. Fury deberá utilizar todo su poder como director de la agencia de espionaje más grande del mundo para formar un equipo secreto que combata contra la amenaza latveriana.

Secret-War-4-17

Brian Michael Bendis y Gabriele Dell´Otto juntan sus talentos para traernos esta especie de cross-over/minievento. Lejos de tener consecuencias grandilocuentes, Secret War se siente no como un megaevento sino más bien una especie de prueba de fuego para ver si Bendis está capacitado para escribir este tipo de títulos. Y de paso agregándole a una promesa de artista debutando en historietas de superhéroes.

A pesar de lo que podríamos decir sobre su dirección y objetivos, la diversión no se ausenta en este tomo y podemos disfrutar tranquilamente de este thriller político con muchísima machaca. La comparación con los demás macroeventos escritos por Bendis, como Secret Invasion o Siege, es inevadible, así que podrán tomar este tomo como vara de medición para las próximas sagas de uno de los guionistas estrellas de Marvel.

tumblr_m48hx9FsKq1qbvj0oo1_500

 

Las comparaciones con el arte de Alex Ross en Marvels son inevitables, a pesar de que el estilo de Gabriele Dell´Otto tenga su propia voz aún tratando de ser de la misma talla que el artista previo. Con un manejo de la luz y los espacios oscuros completamente distinto al de Ross, el dibujante de esta historia deja todo de sí en sus viñetas y pinceladas.

d22ae6e509ff35eb70ff27569a60c7fa

La Nueva York inhóspita iluminada sólo por las explosiones y rayos de las peleas que se llevan a cabo en sus calles es un espectáculo digno de presenciar. Los diseños de personajes también brillan por el imaginario de Gabriele, los cibervillanos aumentados y sus armaduras son una delicia y se le nota que Wolverine es uno de los personajes que más disfruta dibujar. No sólo por su diseño sino por las expresiones que puede lograr con su pincel.

secret-war-dell-otto

Es la segunda ocasión que nos toca reseñar una entrega escrita por Brian Michael Bendis y en esta ocasión podemos omitir los problemas que tuvo en su anterior oportunidad. Mientras que en Avengers: Separados la historia sufría por falta de desarrollo y profundidad en ciertos sucesos, Guerra Secreta se siente más como una historia de misterio y aventura menos pretenciosa y más centrada.

Diálogos rápidos y llevaderos mezclados con humor y respeto hacia los personajes son marcas que ya pudimos ver en el guionista. Lo único que podríamos llegar a criticarle a esta historia, además de la ya mencionada falta de consecuencias, son los momentos telenovelescos que se llevan a cabo durante la travesía. Personajes abriendo puertas al grito de «¡Tu! ¿¡Cómo puedes haber hecho esto!?» y los cliffhangers sin vergüenza son cosas que rompen un poco con la temática de la lectura.

maxresdefault (2)

Es menester aclarar mi criterio de falta de consecuencias, así que ALERTA SPOILERS para este párrafo. El único grave resultado que esta historia tiene es la destitución y desaparición de Nick Fury como director de S.H.I.E.L.D. Pero este personaje nunca fue menos o más por pertenecer a esta organización. Como diría Tony Stark en la película de Avengers, «es EL espía, sus secretos tienen secretos». Nick Fury seguirá siendo Nick Fury con o sin S.H.I.E.L.D. respaldándolo, la organización no lo hace poderoso o importante, el personaje por sí sólo ya lo es. Es por eso que el gran final sabe a poco con respecto a su último desenlace.

Secret War es un genial viaje para leer de una sentada y disfrutar de lo poco pero sustancioso que tiene para ofrecer. El guión no es algo brillante pero cumple con su cometido, sus dibujos son unas obras de arte encasilladas en paneles y viñetas y hay superhéroes peleando contra villanos para defender Nueva York. Esto no es Marvels, pero esa definición no desmerece para nada el disfrute que se puede tener con este tomo.

12100959_1_l

¡Nos leemos en el próximo Salvatazo!